Venezuela

Mercedes Pardo es celebrada con “Contemplaciones y memorias”

Coincidiendo con los cien años del nacimiento de la artista, la galería de arte Ascaso inaugura este jueves 29 de julio una exposición con algunas de sus pinturas y serigrafías.

Nació el 29 de julio de 1921, y cien años después, la artista caraqueña Mercedes Pardo sigue siendo recordada como una de las grandes representantes del arte abstracto en Venezuela. Sobre ella escribió la poeta Elizabeth Schön: “Sus colores poseen el extraño poder de situarnos en un ámbito indescifrable, en donde lo intenso y lo luminoso se unifican dentro de infinito alumbramiento de ellos mismos”.

También los hizo la escritora y docente María Fernanda Palacios: “Entrar en los colores de Mercedes Pardo es descubrir una dimensión que nunca antes se había sospechado experimentar (…). Al quedarse apenas con planos de color, su pintura entra en un mundo de resoluciones musicales: acordes, intervalos, timbres y tonalidades de color rigen ahora su universo (…). En pintura esto equivale a cierto clasicismo: definiciones nítidas, reposadas y simples; un arte de transiciones claras y de efectos profundos”.

Las lecturas del legado artístico de Mercedes Pardo son múltiples, y es por eso que, coincidiendo con el centenario de su nacimiento, la galería de arte Ascaso (AscasoGallery), de Las Mercedes, conjuntamente con la Fundación Otero Pardo (Otero Pardo Foundation), inaugura este jueves 29 de julio, a las 11:00 am, la exposición Contemplaciones y memorias, que a decir de Mercedes Otero Pardo, hija de la artista y del gran Alejandro Otero, también de centenario, y directora de la fundación, “se trata de una muestra antológica de los últimos 40 años de trabajo de Mercedes Pardo, quien estuvo creando incansablemente hasta su último día. Bélgica Rodríguez hace la curaduría que titula acertadamente Contemplaciones y memorias, lo cual habla de la Mercedes reflexiva, observadora, profunda, y de sus paisajes interiores, compuestos de vivencias y recuerdos de toda su vida”.

Rendijas, 1978. Acrílico sobre tela (CORTESÍA FUNDACIÓN OTERO PARDO)

Las obras que se podrán ver en la galería ubicada en la avenida Orinoco, de Las Mercedes, pertenecen a coleccionistas particulares que las cedieron por el aniversario. “Se nos dio una cadena fantástica a partir de la generosa iniciativa del señor Agop Tarsinian (coleccionista y galerista), a la que se sumaron otros admiradores de la artista para desembocar en esta afortunada y singular reunión de creaciones poco vistas hasta hoy”, comenta Otero Pardo.

La curadora de Contemplaciones y memorias escribe en el texto que acompaña la muestra, con museografía de Rafael Santana:

“Para Mercedes Pardo ‘arte’ fue más que una tendencia definida o definitiva. La defensa de su libertad creadora, una suerte de mandala plural a resumir en un profundo interés en la investigación sobre el comportamiento del color y la forma geométrica, informalista o abstracta, en la investigación de los materiales, en la exploración de otras maneras de estructurar una arquitectura visual geométrica ligada estrechamente a una pasión en el tratamiento bastante personal del valor estético del color por el color ubicado en el espacio (…). Proponer una geometría sensible sobre la dureza del cuadrado, forma preferida de la artista, y de la línea recta, sobre todo en las últimas etapas del desarrollo de su pintura, fue un coherente acto de fuerza plástica, formal y estética. Hacer vibrar esta geometría de base cromático-abstracta resulta una propuesta espacial inédita. En la pintura de Mercedes, geometría y espacio como percepciones sensibles corresponden a un discurso estético múltiple”.

Mercedes Pardo se formó en la Escuela de Artes Plásticas y Aplicadas de Caracas, y en 1949 viajó a París donde recibió clases de pintura de André Lhote. En la capital francesa estudió Historia del Arte en el Museo del Louvre. Tuvo una vida intensa en muchos campos de la creación, no solo por su interés en la práctica de varias áreas de las artes plásticas -la pintura, el collage, el grabado, dibujo, serigrafías, artes aplicadas-, sino también por dedicar tiempo a la docencia artística, guiada por la necesidad de desarrollar en los niños la capacidad sensible de apreciar la belleza a través del arte. Murió el 24 de marzo de 2005.

Sin título, 1989. Acrílico sobre tela (CORTESIA FUNDACIÓN OTERO PARDO)

Quienes visiten la galería de arte Ascaso podrán apreciar un par collages de los años 60, realizados durante la estancia de la artista en París así como piezas las décadas del 70 al 2000. “Esos dos collages ‘tempranos’ son, a mi juicio, premonitorios de lo que se consolida más adelante: la dinámica color-espacio, que hace la pintura de Mercedes Pardo tridimensional y hasta cinética, debido al movimiento que se genera en el plano pictórico por las tensiones espaciales y las vibraciones cromáticas”, explica la directora de la Fundación Otero Pardo.

-¿Qué hacía usted cuando su mamá estaba creando?, ¿le explicaba lo que hacía?, ¿la hacía partícipe?, ¿qué percibía de aquello?
-Mamá se retiraba a trabajar, necesitaba toda su concentración para mantener su diálogo interior, supongo yo, entregarse a esa suerte de lucha que emprendía con cada cuadro, sin perturbaciones externas. Cuando terminaba, o casi, entonces sí podíamos conversar. Nos paseábamos por títulos, casi siempre poéticos o alegóricos a la música -yo soy músico-; eran ratos maravillosos con ella, cuenta la hija de la artista.

Sobre la celebración del centenario de Mercedes Pardo, comenta Otero Pardo: “Tenemos un año ya moviendo lo posible, su año 99, la pandemia paralizó casi todo. Este 29 de julio 2921 se cumplen 100 años de su nacimiento, sigue siendo para nosotros el año centenario. Para finales de este año habrá una exposición en homenaje al centenario de ella y de Alejandro Otero emprendida por la Fundación de Museos Nacionales, que involucra al Museo de Bellas Artes, la Galería de Arte Nacional, el Museo de la Estampa y el Diseño Carlos Cruz-Diez, y el Alejandro Otero. Hay un equipo de jóvenes museólogos y museógrafos que llevan adelante las investigaciones, con una pasión y seriedad que me conmueven, porque son las prometedoras nuevas generaciones. También tenemos varias publicaciones en ciernes, destinadas a continuar proyectando la obra de Mercedes y de Alejandro. Queremos hacer otras exposiciones temáticas que enfoquen diversas etapas de su trabajo, tanto aquí en Venezuela como en otros países”.

Dunas, 2004. Acrílico sobre tela (CORTESIA FUNDACIÓN OTERO PARDO)

Contemplaciones y memorias, de Mercedes Pardo, estará abierta al público desde el 29 de julio hasta mediados de octubre de 202,1 en la galería de arte Ascaso, ubicada en la avenida Orinoco, Las Mercedes, Caracas. El horario es de lunes a viernes, de 11:00 am a 4:00 pm; sábados, de 11:00 am a 2:00 pm. www.ascasogallery.com; IG: @ascasogallery.

  • JUAN ANTONIO GONZÁLEZ

27/07/2021-El Universal


@juanchi62

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba