Opinión

¡Basta de silencios!

«Jamás daré a nadie medicamento mortal, por mucho que me soliciten  ni tomaré iniciativa alguna de este tipo, tampoco administraré abortivo a mujer alguna. Por el contrario, viviré y practicaré mi arte de  forma santa y pura »

Hipócrates 500 años antes de Cristo

José Domínguez Ortega:

Hermosas palabras que en este siglo 21 son desconocidas. Frente a ellas, la cruel y terrible realidad del aborto. Los seis millones de ciudadanos judíos bárbaramente masacrados e incinerados por los ejércitos alemanes durante la segunda guerra mundial, palidecen ya ante los cuarenta y dos millones de niños abortados en toda forma y lugar en muchos países del mundo.


Esta masacre humana que acaba con los «nascituri», avanza también imparable ante un mundo silente y cobarde donde supuestos profesionales renunciando al juramento hipocrático y su compromiso con la defensa de la vida y la libertad, apoyan el genocidio colectivo y pasan mirando para otro lado frente a esta masacre global

Tiempo es y urgente de que los profesionales del derecho y la medicina, acuerden acciones y campañas en defensa de la vida de las victimas inocentes, médicos de toda especialidad así como abogados, jueces, cortes y tribunales den un paso al frente contra este genocidio

Para esta lucha, los médicos, en sus colegios firman un juramento de fidelidad profesional que dice: » Velar con el máximo respeto por la vida humana desde su comienzo, aun bajo amenazas y no emplear mis conocimientos para contravenir las leyes humanas»

Creo oportuno como párrafo final citar : «! Basta de silencios !  ! Gritad con cien mil lenguas, porque, por haber callado, el mundo está podrido ! « Santa Catalina de Siena , Patrona de Europa

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba