Opinión

La otra Cuba

Luis Marín:

La Cuba que se conoce en Venezuela es la oficial, la comunista, que tanto ha contribuido a la imposición de la tiranía, rechazada al extremo que unos jóvenes tuvieron la desatinada idea de quemar la bandera cubana, lo que ofendió a patriotas de aquí y allá, porque lo que estos jóvenes ignoran es que esta bandera fue diseñada por un venezolano, Narciso López, quien fue ejecutado en La Habana, por garrote vil, el 1º de septiembre de 1851; pero, como advirtió a los verdugos, su muerte no cambiaría el destino de Cuba, que es la libertad.

La bandera fue bordada por Emilia Teurbe Tolón, la primera mujer cubana en alzarse contra la opresión, quien por una extraña ironía de la historia es la heroína epónima del Proyecto Emilia que, junto con el Partido Unión por Cuba Libre, incitó la protesta de San Antonio de Los Baños, la chispa que prendió el estallido social del 11 de julio, fecha de nacimiento probable de otra Cuba.

El coordinador del Proyecto Emilia, Oscar Elías Biscet, miembro del Grupo de los 75 presos en la llamada Primavera Negra de marzo de 2003, es de los que se negaron a salir de la isla a cambio de la excarcelación; las madres, esposas, hijas de este grupo fundaron Las Damas de Blanco, la organización de mujeres más emblemática de la resistencia.

La líder de las Damas de Blanco, Laura Pollán, fue asesinada el 14 de octubre de 2011 y la organización sometida a la más insidiosa campaña de difamación, infiltración, promoción de rencillas internas, reales y supuestas, de que haya memoria en los anales de las guerras irregulares; pero sigue siendo un bastión de inquebrantable firmeza.

Estado de Sats, de Antonio Rodiles y Claudio Fuentes, es otra organización blanco de las más abominables calumnias, intrigas y zancadillas que no obstante se mantiene en pie dentro de la isla; es de las pocas que procura tejer vínculos con la resistencia en Venezuela, como el Frente Antitotalitario Unido (Fantu) de Guillermo “Coco” Fariñas, tal vez porque entienden la realidad geopolítica de Venecuba o Cubazuela.

Jorge Luis García Pérez (Antúnez) coordina el Frente Nacional de Resistencia Cívica y Desobediencia Civil Orlando Zapata Tamayo, este víctima de “un asesinato premeditado” el 23 de febrero de 2010, siguiendo la memoria de Pedro Luis Boitel, a su vez dejado morir en huelga de hambre un ya remoto 25 de mayo de 1972, poeta y pacifista cristiano, estuvo exiliado en Venezuela luchando contra la dictadura de Pérez Jiménez.

La Organización Demócrata Cristiana de América (ODCA) afilia al menos cuatro partidos cubanos: El Partido Demócrata Cristiano, Directorio Democrático Cubano, Proyecto Demócrata Cubano y Movimiento Cristiano Liberación. Este último promotor del Proyecto Varela, que pretendía introducir reformas legales en el sistema mediante un plebiscito vinculante de acuerdo con la Constitución entonces vigente. La respuesta del régimen castrista fue el asesinato del coordinador del proyecto, Oswaldo Payá Sardiñas y su asistente Harold Cepero, el 22 de julio de 2012.

Por contraste, la Internacional Socialista nunca ha querido inscribir ningún partido socialista cubano y no porque no existan. Vladimiro Roca, el hijo de Blas Roca, fundó el Partido Socialdemócrata de Cuba en 1996 y ha realizado repetidos esfuerzos por inscribir su partido en la Internacional, pero ésta no lo admite con el peregrino argumento de que ¡no es legal en Cuba! Algo extremadamente curioso porque en Cuba ningún partido es legal, salvo el Partido Comunista, y ahora no solo son ilegales sino inconstitucionales, según el artículo 5 de la espuria Constitución de 2019.-

El Nacional

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba