Cultura Católica

Cuando la Virgen María se apareció a cinco monjes taoístas

Tres de ellos se convirtieron…

Sucedió en las verdes montañas de Wufeng Qi (Taiwán), que atraen a tantos senderistas por su panorama maravilloso que con el rumor acompasado y sereno de su cascada, dan una cierta sensación de paz y tranquilidad.

La historia

Fue el 9 de noviembre de 1980 que cinco monjes fueron a buscar esa paz en la cima de la montaña (950 m.), pero al regresar se perdieron.

Comenzó a oscurecer y solo poseían una vela y pocas cerillas que, por milagro, lograron mantener siempre encendida esa noche.

Al llegar a los 500 m. del lugar en el que ahora se encuentra la iglesia, vieron a una mujer vestida de blanco que les indicó el camino sin decir absolutamente nada.

Lo interesante es, que estos hombres habituados a invocar cientos de divinidades budistas-taoistas, no reconocieron en esa mujer a una de sus divinidades, e inmediatamente la identificaron como la «Señora» de los católicos.

Tres de ellos se convirtieron y la Iglesia reconoce la aparición como un hecho sobrenatural.Cuando la Virgen María se apareció a cinco monjes taoístasGalería fotográfica

El santuario

En el lugar se construyó un santuario de forma circular dedicada a la Virgen María, su estilo inspirado en el altar del cielo de Pekín; el templo al que el hijo del cielo, el emperador, se trasladaba dos veces al año para ofrecer sacrificios y propiciar una buena cosecha para el pueblo.

A la derecha de la iglesia, se construyó una gruta donde colocaron una estatua de la Virgen, la Medalla Milagrosa, que trajeron desde Italia.

Detrás de la iglesia se ven las montañas y una cascada, desde la parte delantera se puede ver a lo lejos el océano y alrededor un vasto verde de bambú, palmeras y helechos rodean todo el santuario. ¡Un verdadero paraíso terrenal!

Fuente: sancarlo.org/Aleteia.org

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba