Opinión

Observaciones preliminares sobre próxima Cumbre Climática de la ONU en Glasgow

Frank Bracho:

1) Es urgente y perentorio atender también en forma explícita la destrucción de la Biodiversidad!  Como hemos dicho antes muchas veces: No es solo lo del Cambio Climático; sino también lo de la destrucción de la Biodiversidad, y la destrucción y contaminación de los Hábitats Naturales. Pues todo ellos forman una insoslayable interconectada Unidad !

Y lo que tiene que asumirse desde una urgente salvadora y sanadora – igualmente insoslayable- e inherentemente  unificadora,  Perspectiva Ético- Espiritual !! -Que llegue al fondo del asunto: El Cambio en Los Corazones y La Conciencia.

2) Otro falso dilema es el del «binomio» de dimensiones separadas «genocidio» o «ecocidio». En verdad, deben ser vistos juntos ! también como parte de una intrínseca y misma Unidad.          

Dicho imperativo, ante todas las alarmas  encendidas para la próxima gran Cumbre Climática, a fin de frenar el inminente planetacidio de todos.  Aumentan, pues, las demandas para promover/ sumar también, en la praxis operativa y jurídica penal, el «ecocidio» al «genocidio» ! – el primero también  con dimensión de gran crimen internacional !….A fin de ver a ambos como un «binomio» ya estrechamente indivisible.

3) Somos, asimismo, de la opinión de que nuestras propias metas nacionales finales en sintonía con lo de Glasgow deben ser:

i) Declarar a nuestro país «en emergencia ambiental nacional»

ii) Propiciar desde ya una vigorosa y continua «Política de Estado» para el logro de una urgente  «Venezuela post hidrocarburos-adicta,  y también post minero-adicta» !  En tal sentido cobran todavía plena relevancia Hoy tanto las pioneras conclusiones del «seminario internacional autónomo sobre nuevos urgentes escenarios energéticos alternativos  para el mundo»  del 2000 (pre II Cumbre de la OPEP en Caracas -las cuales lamentablemente fueron  desoídas.

Así como las conclusiones de la  Declaración ante la Cumbre Climática de la ONU en París del 2015 que subscribiéramos con varios ex-ministros del ambiente en nuestro país, distinguidos ambientalistas y prelados de la iglesia venezolanas en línea con la papal verde encíclica Laudato Si .

Conclusiones dirigidas a nuestro país también aún desoídas por una ombligo-céntrica irresponsable, impenitente y planetariamente enajenada, clase política nacional -abarcando a tirios y troyanos por igual.

iii) Declarar en nuestro suelo toda «gran transgresión ambiental» como también «gran crimen internacional de lesa humanidad y natura» .

iv) Asumir, también como una urgente «Política  de Estado»: la moratoria o cesación de toda ulterior licencia o proyecto de explotación  abiertamente depredador . Y asimismo la limpieza o restauración (hasta donde posible)  al -al borde de la extinción- Lago de Maracaibo, y los ecosistemas devastados por la actual fiebre minera en Guayana. Como «casos emblemáticos» para otros similares  lugares  de gran  siniestro ambiental en nuestro País.

5) En definitiva, Glasgow debería ser «una gran catapulta» para una nueva ONU (menos antropocéntrica y más bio-céntrica, pro salud, y ético-espiritual) y  una nueva comunidad internacional   a la altura de la urgente «nueva civilización y conciencia mundial, de  fraternal y responsable salud social y ambiental….que reclaman tanto la Humanidad como  el Planeta.

A fin de poder superar su actual crucial gran debacle de supervivencia y re-enrumbamiento existencial  Solo así, con esa alta guía, lo lograremos.

Somos quienes hemos estado esperando….                       —

26 de octubre del 2021

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba