Opinión

Esperanza y amor

Mons Fernando Castro, obispo de Margarita.

La Iglesia Católica inicia esta semana la campaña del “Abrazo en Familia”. Se divulgan temas básicos para promover valores en la familia. Pueden utilizarse como material didáctico con validez duradera.

En este año, bajo el lema de “Familia, ¡Sé testigo de amor y esperanza!”, se proponen varios temas que desde la Palabra de Dios y el sentido común ayuden a orientar a las familias y, en general, a quienes tienen el compromiso educativo de colaborar este servicio tan bello en favor de la familia, iluminando su realidad.

En esta ocasión, la campaña abordará seis temas con dimensiones claves para la armonía familiar: “La belleza de la vida, regalo del Señor”; “San José, Padre de Jesús ilumina al hombre de hoy”; “los hijos don de Dios, compromiso del amor”; “abuelos, memoria y riqueza de la familia”; “cuando el duelo llega a la familia” y “mi familia: pequeña Iglesia doméstica”.

Hoy de modo utilitario y pragmático predominan la imágenes familiares identificando la felicidad con sonrisas y diversiones, con comodidad cuando no lujo y, entre los esposos, con la realización placentera añadiendo a veces condimentos eróticos.

Sin embargo, lo que todos los hombres anhelan es un hogar, es la seguridad de su techo y de sus seres queridos, es el compartir poco o mucho porque eso hace felices a los hermanos, padres, abuelos. El “Abrazo en familia” busca iluminar. Por ejemplo: ¿cuántas veces hay que pensar en momentos bellos de la vida familiar porque nos atenazan situaciones difíciles y complicadas? Que normal es la muerte de un ser querido: ¿cómo aprovechar el duelo para crecer como familia en un momento así?

La familia es una de las intenciones habituales en el rezo del santo Rosario. La familia es objetivo de destrucción a quienes quieren dominar el mundo o esclavizar a los hombres. Un hombre o una mujer sin familia, está desvalido e indefenso. Esos son los más vulnerables.

Que el Abrazo en Familia robustezca la unión familiar, confiados en la ayuda de Dios.

Fernando Castro Aguayo

fcastroa@gmail.com

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba