Opinión

Mi punto de vista sobre elecciones 21N

Rafael Isidro Quevedo Camacho:

La democracia no tiene otro recurso que los votos y la movilización popular organizada, para cambiar a los gobiernos, incluso las dictaduras, como sucedió con el caso de Pinochet en Chile o de las dictaduras comunistas con la caída de la Unión Soviética, y de muchos otros. Deseo destacar esquemáticamente los siguientes aspectos:

  1. Este proceso ha servido para volver a la práctica constitucional del voto por todos los partidos, a pesar de las restricciones que el régimen impuso, que son muchas y deben mencionarse:
  2. La cárcel y el exilio para muchos dirigentes.
  3. La inhabilitación de muchos líderes naturales.
  4. Secuestro de los símbolos y nombres oficiales de los principales partidos, para engañar al elector y tratar de confundirlo en el momento electoral.
  5. Manipulación, chantajes y “compras puras y simples” de supuestos dirigentes venales.
  6. El ventajismo descarado y manifiesto en todos los campos del proceso electoral.
  7. Inseguridad física y jurídica-

7.Falta de independencia de los poderes.

  1. Control de los centros de votación y mesas.
  2. Un Plan República con militares comprometidos con el régimen.
  3. Todos los recursos del gobierno a favor de sus candidatos.
  4. Control de la radio, prensa y televisión por el régimen.
  5. Votos «asistidos», presión a los electores, «puntos rojos» de supervisión y vigilancia, compra de votos, presión al elector.

Y aún así, mas de CUATRO MILLONES Y MEDIO DE ELECTORES VOTARION POR LA OPOSICION EN SU CONJUNTO.

  1. A pesar del ventajismo del régimen, fue a votar un 41 %. En la abstención que fue de 59 % y no del 70 como ha dicho la Señora María Corina Machado, un 30 % cuando menos está en el exterior, es la DIASPORA, que no puede votar. De los siete millones de compatriotas regados por el mundo, al menos tres millones y medio son mayores de edad y electores que se fueron, pero también líderes, activistas, miembros potenciales de mesas, testigos y eventuales candidatos.  Luego la abstención real nacional se reduce al 29 %. Esa es la VERDADERA SITUACION; no obstante si se hubiera reducido en 10 %, la OPOSICION HABRIA GANADO EN TODOS LOS ESTADOS!!! y si hubiéramos asistido unidos, como ocurrió en el año 2015, otros habrían sido los resultados.
  2. El liderazgo opositor, falló en la ESTRATEGIA ELECTORAL. Ha sido presa de la propia manipulación psicosociológica del régimen, asesorada y apoyada por potencias extranjeras: RUSIA, CHINA, el operador CUBANO, IRAN, TURQUÍA, etc. Si Rusia comprobadamente influye en las elecciones de USA, que no puede hacer en Venezuela.
  3. A nivel de la dirigencia regional hubo falta de visión, claridad y compromiso. Todo candidato que se precie de tal, debe tener encuestas cuando menos semanales y «tracking» para evaluar la evolución de la campaña. Todos ellos sabían antes del once de noviembre, fecha límite para retirarse y endosar sus votos, que porcentaje tenían en las encuestas y no actuaron en consecuencia: prevalecieron las venganzas mellizales, el cálculo mezquino, falta de visión de estadista, ambición de figurar, envidia, y quien sabe si en algunos casos cálculos crematísticos.
  4. Este proceso ha demostrado, sin embargo que hay una base electoral sólida que es superior a la del régimen y que si se aglutina en un COMPROMISO PATRIOTICO, se puede derrotar a un régimen que luce agotado en su gestión, desnudado ante el mundo por su falta de pertinencia, mala gobernabilidad, incapacidad y resultados deplorables como lo son la destrucción del aparato productivo nacional, la pobreza de mas del 90 % de la población, la caída en el nivel de vida, en el índice de desarrollo humano, en la seguridad física y jurídica, en el deterioro de los servicios y la infraestructura nacional y en la desestructuración institucional y social, así como en la entrega de nuestra soberanía nacional a potencias extranjeras, la entrega del Esequibo y la introducción de costumbres y hábitos ajenos a nuestra idiosincrasia nacional.
  5. Es necesario fortalecer la CULTURA DEL VOTO para que el electorado indiferente o desilusionado, recobre la confianza en la FUERZA DEL VOTO.
  6. Es indispensable que los partidos y sus dirigentes «regresen a las bases del pueblo» y se organicen consistentemente en barrios y urbanizaciones para que el ciudadano pueda participar, ser tenido en cuenta para seleccionar los mejores candidatos y movilizar los procesos electorales.
  7. Hay que aprender de la derrota, aprovechar las «LECCIONES APRENDIDAS» para no volver a tropezar con la misma piedra.
  8. Necesario es superar el sentimiento de fracaso y aprovechar la oportunidad para enmendar el rumbo político y trazar un nuevo camino que devuelva la esperanza y los sueños de un mejor porvenir para el país.-
    Profesor Titula(J) Universidad Central de Venezuela
    Ingeniero Agrónomo, Magister en  Economía Agraria
    Doctor en Ciencias Agrícolas 
    Miembro de la Academia Nacional  de la Ingeniería y el Hábitat 

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba