Cultura Católica

Los ángeles más bellos del mundo

Te ofrecemos un recorrido por lugares con gran significado y fuerza espiritual. ¿Has estado ya en ellos?

Los ángeles son criaturas espirituales que glorifican a Dios sin cesar y que sirven sus designios salvíficos con las otras criaturas:

«Ad omnia bona nostra cooperantur angel» (Los ángeles cooperan en toda obra buena que hacemos)

Santo Tomás de Aquino, S. Th., 1, 114, 3, ad 3

La representación de esos seres espirituales tan importantes en la vida del cristiano, aparecen ya desde sus primeros tiempos, (como podemos notar en la primera imagen conocida en las catacumbas de santa Priscila) y van cambiando a través de los siglos y estilos artísticos.

Al ser los ángeles nuestros protectores, muchas ciudades importantes tienen una estatua de un ángel como protector.

Algunas de esas estatuas son claramente cristianas y otras son la representación de la “Victoria”, imagen inspirada en la mitología griega, en Nike.

SAMOTRACIA

Por eso en el Renacimiento, que en cierto modo, también es un “renacer” a la cultura griega, se comienzan a ver varias imágenes de ángeles al estilo de Nike.

Ángeles de forma humana, asexuadas; ángeles con forma de pequeños niños regordetes; ángeles místicos de formas inciertas y también los ángeles “no tan buenos”, los “caídos”. Todos presentes en el arte, todos presentes en la experiencia humana.

En esta galería podrás ver las diferencias, en varias importantes estatuas por todo el mundo:

Las estatuas más bellas de ángeles y «casi ángeles» en el mundo

Y si quieres saber un poco más de estos seres espirituales te recomiendo leas la parte del Catecismo de la Iglesia Católica dedicados a ellos:

I Los ángeles

“En la perfección de su naturaleza espiritual los Ángeles son llamados desde el principio, por virtud de su inteligencia, a conocer la verdad y a amar el bien que ellos conocen en verdad y en una forma más completa y perfecta que lo que es posible para el hombre”.

Juan Pablo II, Audiencia General 23 de Julio 1986

Maria Paola Daud – publicado el 03/12/21-Aleteia.org

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba