Testimonios

La persecución religiosa en China (testimonio de un católico)

Prohibiciones, seducciones, vigilancia y otras dificultades de la Iglesia católica en el milenario país asiático

«Y he aquí que yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo».

Mateo 28, 20

Esta es la segunda parte de una investigación que realizamos siguiendo una fuente confiable dentro de China que relata cómo es la vida diaria de un católico, la Iglesia católica y los acuerdos Vaticanos.

Nos reservamos el nombre de nuestra fuente para garantizar su integridad  y la de su familia.

La pregunta principal que nos hacemos es esta: “¿Hay persecución religiosa en la China comunista hoy?”.

Los medios noticiosos no dejan lugar a dudas. Publican noticias desgarradoras de obispos encarcelados, aislados.

Se considera el catolicismo una de las religiones más perseguidas en China. Los signos religiosos deben ser retirados de los lugares públicos. La vida no es fácil para un católico en China.

Si no leíste la primera parte de este trabajo de investigación, puedes verlo en este enlace…

En este momento, ¿hay persecución religiosa en China? 

No veo persecuciones sanguinarias en la sociedad actual. Me gusta decir que hay muchas seducciones tal como el apoyo económico y el otorgo del título de la propiedad de la Iglesia.

Por ejemplo, se le da dinero si participa en las ordenaciones organizadas por el gobierno, se le da plata si sigue las decisiones nacionales, se le construye la casa cural, el obispado, si corta su relación con Roma,…

Un sacerdote se hizo obispo con la ayuda del gobierno y recibió un obispado de casi 11 millones de dólares, pagado completamente por el gobierno.

La mayor seducción para algunos sacerdotes es que se les da el título de la propiedad del terreno de la iglesia, si está de su lado.

Por lo contrario, si no está con ellos, la cierran o las derriban como edificios ilegales, con la falsa excusa de que “hay numerosas iglesias construidas sin permiso”.

Por otro lado, algunos que se consideran como miembros fieles a la palabra de Dios y habían sufrido mucho, no quieren obedecer las decisiones del Papa presente, el pontífice visible.

Y peor, las malinterpretan, especialmente en temas sobre la relación entre la Iglesia y el país; además, condenan a los que siguen al gobierno.

Ellos no quieren ningún tipo de reconciliación. Por eso, se dice que hay la tercera Iglesia católica en China.  

¿Persigue el gobierno de China a los católicos chinos también fuera del país? 

No pueden perseguir a un católico fuera de China. No les conviene. Pero lo interrogarían y tal vez lo castigaría cuando se regrese al país.

Hay un sacerdote que trabaja en Roma, ya no puede regresar a la patria. Y uno en Australia recibió un correo de advertencia de la embajada después de su predicación.

Un católico en China ¿tiene libertad para proclamar y vivir su fe? 

Todos pueden, y hay más libertad para proclamar y vivir la fe en las ciudades grandes donde hay extranjeros, porque quieren ganar una buena reputación internacional.

Lo que les molesta es la relación con Roma, no es la práctica de la fe entre los católicos laicos.

CHINA

Antoine Mekary | Aleteia

¿Hay ejemplos de santidad o martirio? 

De verdad, China es un país donde hay santidad y martirio. Cada vez que recorro China, la situación de la Iglesia siempre me recuerda la frase: “la sangre de los mártires es semilla de nuevos cristianos.”

Allá hay más nuevos bautizados adultos cada Pascua. Hay católicos que se dedican a la misión en las montañas, hay católicos que hacen ayuno todo el año para el bien de la iglesia en China.

También hay sacerdotes que caminan entre las aldeas montañosas ofreciendo los sacramentos todo el año.

Hay un sacerdote que ya tiene 103 años y todavía celebra la misa todos los días y escucha la confesión. Incluso celebró la misa todos los días cuando fue hospitalizado en julio de este año.

¿Un católico puede participar de la Eucaristía sin ser presionado ni perseguido o adoctrinado? 

En algunos lugares, los niños menores de 18 no pueden participan en la misa. Pero los demás pueden participar de la misa incluso recibir la unción en el hospital sin ningún impedimento.

¿Los símbolos de la cristiandad, como la cruz, están prohibidos en China o se pueden mostrar en los hogares, el trabajo, las iglesias y en público?

Se permiten, en la casa y la iglesia. Y no hay problema si uno lleva una cruz o medalla en el pecho.

Había una orden nacional de que se quitaran los símbolos de las paredes de las casas, sobre todo durante el 2018 y 2019, pero hoy la mayoría todavía los tiene.

A qué se refieren los medios noticiosos cuando mencionan la “Iglesia oficial” y la “Iglesia subterránea” o “clandestina”. 

“Iglesia oficial” se refiere a la Iglesia patriótica, jurada oficialmente para cumplir las regulaciones establecidas por el gobierno. Lo contrario, es la “Iglesia subterránea”.

¿Qué es la Asociación Patriótica de Católicos Chinos, y cómo y por qué la controla el gobierno comunista? 

Se ha formado por unos católicos laicos, con algunos sacerdotes y obispos, pero bajo el liderazgo de un comunista, y existe en cada diócesis de la Iglesia patriótica.

Sabemos lo que eso significa. Su trabajo principal es vigilar la Iglesia para que la diócesis observe todas las leyes nacionales.

Mientras tanto, se meten en la Iglesia para corromper a los leales.

El segundo motivo es controlar las actividades pastorales, y el número de los participantes en las celebraciones de las solemnidades, como Navidad y Pascua.

El gobierno tiene confianza en la Asociación Patriótica de Católicos Chinos pues siguen sus lineamientos.

¿Los sacerdotes y obispos de la Asociación Patriótica Católica son funcionarios del estado comunista? ¿Su Eucaristía tiene valor? ¿Su liturgia es diferente? 

No les dan el título, pero tampoco les conceden ninguna autoridad. Hoy en día, con el acuerdo de 2018, su Eucaristía tiene valor.

Su liturgia no tiene ninguna diferencia, también se menciona el nombre del papa Francisco en la misa. Algunos grupos radicales sí omiten el nombre del Papa.  

*  *   *

Hemos terminado, amable lector de Aleteia, la segunda parte de esta entrega, una inédita entrevista, sobre la vida de un católico en la China comunista, buscando comprender la situación actual de los católicos dentro de ese milenario país.

Espera pronto la tercera y última parte de este trabajo de investigación, con nuevos y sorprendentes hallazgos.

Mientras, recemos por nuestros hermanos que viven en China. Necesitan mucho de tus oraciones y nosotros las de ellos. Es un acto de misericordia que Dios valora mucho.

Tian Zhǔ Bao You  天主保佑(Dios te bendiga)

Claudio de Castro – publicado el 03/12/21-Aleteia.org

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba