Lecturas recomendadas

Un estudio muestra que las redes sociales causan depresión en personas de mediana edad

Y algunas plataformas son mejores que otras, dependiendo de tu edad

Una de las muchas consecuencias del COVID-19 fue la caída de muchas personas en la depresión. No es demasiado sorprendente teniendo en cuenta los enormes cambios en nuestra vida cotidiana y el impacto en la vida familiar. Por esta razón, un equipo de científicos de Harvard quería descubrir cuál era exactamente la causa de nuestro cambio de estado mental. También investigó si las redes sociales tenían un papel que desempeñar.

En una encuesta realizada a alrededor de 5.400 adultos, con una edad promedio de 56 años, los científicos estudiaron el efecto de plataformas populares como TikTok e Instagram en los participantes. Y aparentemente no son tan entretenidos como deberían ser.

Los usuarios de redes sociales de mediana edad informaron sentirse tristes al usar estas formas de redes sociales.

Los hallazgos publicados en la revista médica JAMA Network Open la semana pasada mostraron que los usuarios de redes sociales de mediana edad informaron sentirse tristes al usar estas formas de redes sociales.

En las encuestas realizadas durante un período de un año entre mayo de 2020 y mayo de 2021, los médicos interrogaron a las personas sobre su uso de las redes sociales y sus niveles de felicidad. Tuvieron en cuenta el efecto del aislamiento social en su investigación.

«Las personas que usaban Facebook, las personas que usaban TikTok y las personas que usaban Snapchat tenían muchas más probabilidades de volver y decirnos que se sentían deprimidos la próxima vez que completaran la encuesta», según el Dr. Roy Perlis, un profesor de psiquiatría en la Escuela de Medicina de Harvard y el Hospital General de Massachusetts.

Vidas supuestamente perfectas

Los hallazgos no afirman categóricamente que pasar tiempo en las redes sociales cause depresión en sí mismo. Como afirma la NBC en su informe, es difícil determinar si las personas que usan las redes sociales tienen una mayor propensión a sufrir depresiónque las que no usan las redes sociales.

Además de eso, no se analizó el impacto del contenido al que estuvieron expuestos los participantes. Después de todo, si alguien hubiera dedicado su tiempo a leer noticias durante lo peor de la pandemia, es comprensible que se sintiera abatido.

Sin embargo, hubo elementos específicos que los investigadores sintieron que podrían desempeñar un papel en la depresión de las personas. Ver a otros cómo hacen desfilar ante todos sus vidas supuestamente perfectas ataca a las inseguridades de las personas y les hace sentir que se lo están perdiendo.

Resultados de la investigación por edades

La investigación también examinó plataformas específicas y sus efectos en personas de diferentes edades. Las personas mayores de 35 años se sentían más deprimidas cuando usaban TikTok y Snapchat. Mientras, las personas menores de 35 años que usaban Facebook se sentían más deprimidas que sus pares que usaban otras plataformas.

Si bien no se especificaron las razones de estas diferencias, los investigadores sintieron que los participantes más jóvenes pueden ser estimulados más positivamente por las imágenes en TikTok y Snapchat.

Curiosamente, Mitch Prinstein, director científico de la Asociación Estadounidense de Psicología, cuestionó la calidad de nuestras interacciones:

Nuestros cerebros no fueron diseñados para este tipo de interacción social. Y las redes sociales están secuestrando la necesidad de interacción social con algo muy artificial e insuficiente. Las redes sociales son las calorías vacías de la interacción social «.

Los hallazgos no sorprenderán a muchos. Pasar horas navegando por los hilos en las redes sociales puede ser muy deprimente. Especialmente lo es cuando ves que las personas son abiertamente desagradables o que odian. Y, extrañamente, antes de que te des cuenta, has pasado demasiado tiempo concentrándote en la vida de otras personas.

“Los programas están diseñados para mantenerte activo el mayor tiempo posible”, como explica Prinstein. Por eso es importante que se utilicen con moderación y con un enfoque más consciente.

También debemos tener en cuenta que, como padres, debemos tener cuidado con el ejemplo que damos a nuestros hijos. Investigaciones anteriores encontraron un efecto perjudicial de las redes sociales en la salud mental de los adolescentes de hoy, lo que trágicamente conduce a un aumento de los intentos de suicidio y, en algunos casos, a la muerte.

Sin embargo, cuando se usan con sensatez, las redes sociales pueden ser una excelente manera de mantenerse conectado con tus seres queridos y una fuente de información útil si eliges cuidadosamente a las personas y cuentas adecuadas para seguir. ¡Por supuesto, recomendamos Aleteia en todas las plataformas!.-

Cerith Gardiner – publicado el 06/12/21-Aleteia.org

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba