El Papa

El Papa visita la Comunidad Cenáculo: «No tengamos miedo de nuestras miserias»

Video incluido

Después de ver una película sobre la vida de San José, realizada por los jóvenes huéspedes de las dos fraternidades de Medjugorje, y de escuchar algunas de las historias «de acogida y de renacimiento», el Papa agradeció a los miembros de la Comunidad el gran trabajo que realizan: «No tengan miedo de la verdad, de nuestras miserias porque a Jesús le gusta la realidad tal y como es, no maquillada».

La tarde del miércoles 8 de diciembre, Solemnidad de la Inmaculada Concepción de la Virgen María, el Santo Padre visitó la comunidad Cenáculo. Así lo informa a través de un comunicado dirigido a los periodistas, el Director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, Matteo Bruni:

«Esta tarde, poco antes de las 16:30, el Papa Francisco se dirigió a la sede de la Comunidad Cenáculo, donde fue recibido por unos 25 hermanos y hermanas de la fraternidad del Buen Samaritano, presentes en Roma, y otros de algunas fraternidades dispersas por Italia, a los que se unieron familias nacidas en la comunidad y personas asistidas regularmente».

Tal como se lee en la nota, «después de ver una película sobre la vida de San José, realizada por los jóvenes huéspedes de las dos fraternidades de Medjugorje, y de escuchar algunas de las historias de acogida y de renaciomiento vividas por los miembros de la Comunidad», el Papa tomó la palabra para agradecer a la Comunidad Cenáculo y animar el camino de estos jóvenes:

“No tengan miedo de la realidad, de la verdad, de nuestras miserias. No tengan miedo porque a Jesús le gusta la realidad tal y como es, no maquillada; al Señor no le gusta la gente que se maquilla el alma, que se inventa el corazón”

Asimismo, el Pontífice les hizo una petición especial: «Ayuden a muchos jóvenes que están en situaciones como la de ustedes. Tengan el valor de decir: Piensa que hay un camino mejor».

Por otra parte, al visitar la sede de la fraternidad, el Papa Francisco saludó personalmente a los presentes y se detuvo en particular para bendecir la capilla, construida por los propios miembros a partir de objetos reciclados, para significar también la renovación de la vida de cada persona dentro de la Comunidad Cenáculo.

A continuación, rezó junto con todos la oración dedicada a San José y contenida en la Carta Apostólica Patris Corde, confiando el mundo y la Iglesia a la protección del Santo, y concluyendo así el Año dedicado a él.

Finalmente regresó al Vaticano a las 18.20.

Comunidad Cenáculo

La Comunidad Cenáculo es una asociación cristiana que acoge a jóvenes descarriados, insatisfechos, desilusionados, desesperados, que desean encontrarse nuevamente a sí mismos, hallar el gozo y el sentido de la vida. Fue fundada en el mes de julio de 1983 gracias a la intuición de una mujer, sor Elvira Petrozzi, que quiso donar su propia vida en favor de los adictos y de los jóvenes descarriados. La sede principal de la Comunidad se halla en Saluzzo, en Italia.-

Ciudad del Vaticano/Vatican News

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba