Cultura Católica

¿Qué significa realmente en la Biblia “desatar las correas”?

No sólo tiene que ver con la humildad...

 

En el Evangelio, Juan el Bautista dice que no es digno de desatar la correa de la sandalia de Jesús. Estas palabras suelen interpretarse como un signo de humildad. Sin embargo, tienen un significado mucho más profundo.

Yo bautizo con agua, pero ya viene otro más poderoso que yo, a quien no merezco desatarle las correas de sus sandalias.

El biblista y experto en judaísmo Frédéric Manns, de Jerusalén, subraya que la frase “no merezco desatarle las correas de sus sandalias” hay que interpretarla en un sentido jurídico.

Solo un novio

El libro bíblico del Deuteronomio (25, 5-10) habla del matrimonio por levirato, cuando se anima al hermano de un hombre que ha muerto sin hijos a casarse con una viuda.

Juan el Bautista se refiere específicamente a la ley del levirato. La sandalia es un signo del derecho a casarse con una novia.

En el Libro de Rut, Booz adquiere el derecho de redimir a Ruth, la viuda de un pariente cercano, y casarse con ella. Recibe la sandalia del difunto como credencial.

Juan el Bautista ni siquiera se merece desatar la sandalia, por lo que no se acredita como novio.

Sólo hay un novio: Jesús. Juan, en cambio, es Su amigo. Tampoco es él quien tiene el derecho de redimir a la gente del pecado. Él bautiza sólo con agua. Sólo hay un Redentor y Mesías: Jesús.

La dignidad única de Cristo

La sandalia también representa la dignidad. Juan, que está preparando al pueblo para la venida de Cristo, no es el Mesías y esta dignidad no puede ser ni será arrebatada.

El que anuncia la Buena Noticia no se lleva las sandalias, es decir, no busca la dignidad para sí mismo.

Jesús es el único Esposo de la Iglesia y mi Redentor. Pero Él quiere que yo sea su amigo, como Juan el Bautista.

¿Cómo se expresa mi amistad con Jesús? ¿Cómo cuido esta relación cada día?.-

Paweł Rytel-Andrianik – publicado el 11/12/21/Aleteia.org

 

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba