Opinión

Los Politólogos, los servicios y el Estado

Jesús Mazzei:

El politólogo, es un analista simbólico, hoy debe crear valor público dentro de una innovación pública, labora hoy en día en el sector servicios, y se debe producir un reskilling del funcionario público…

Con motivo del aniversario XXXVIII del grado de mi promoción, la sexta, de politólogos en la UCV en el año de 1983, y el grado de la LXXXIII promoción de Estudios Políticos de la UCV este 14 de diciembre, ante el inmenso reto que significa y enfrentan, por el efecto de la revolución de las TIC’s y las consecuencias de la pandemia en el mercado de trabajo, en un capitalismo de servicios que mutará mucho más, se plantean varios desafíos para diferentes profesiones y oficios, en particular, para los politólogos en el mediano y largo plazo. Tres condiciones será menester fortalecer: amplio conocimiento sobre lo que se hace, innovación y capacidad analítica más densa. Somos, pues, analistas institucionales y observadores de realidad socio-política, así como también, formamos parte de los cuadros de funcionarios del Estado y como decisores eventuales. En efecto, los primeros egresados de ciencia política por parte de la UCV, que fueron los pioneros, tuvieron un difícil posicionamiento de inserción laboral. Sus áreas de desempeño se ubicaban a fines de la década de los 70’ en el sector universitario en las áreas de docencia, de investigación y extensión, ya que los requerían para formar los cuadros profesorales y de investigación del porvenir y además, la consultoría incipiente de la época. Ahora bien, en las sociedades actuales que generan conocimiento que requieren avanzar en su desarrollo y modernización, perciben la importancia del profesional y de su utilidad laboral. Como intelectuales o individuos de acción, generan un importante conocimiento, para la reflexión y acción, el cual es gestionar en lo público y en el sector privado.

El politólogo, es un analista simbólico, hoy debe crear valor público dentro de una innovación pública, labora hoy en día en el sector servicios, y se debe producir un reskilling del funcionario público y en el Estado, fundamentalmente, aunque también en el sector privado. Por ello, el politólogo, tiene un interesante espectro laboral, por sus habilidades y competencias. Por ejemplo, como funcionario público tiene un amplio abanico actividades que abarca los siguientes campos: Estudiar la organización y optimización de la administración pública en sus diferentes niveles: nacional, estadal, y municipal, seguridad y defensa, política internacional, área socio-administrativa, gerencial, coordinación y planificación estratégica, estudios de desarrollo y comportamiento organizacional, análisis de presupuesto, control y supervisión de gestión, desarrollo de diagnósticos para ejecución de planes, programas y proyectos, asesores, en la empresa privada como consejeros y asesores de los grupos de interés, en los servicios de estudios, periodismo de opinión y el periodismo político, la política activa o el político práctico con ello, se busca elevar el debate y las cualidades de una persona para la praxis política.

Así las cosas, los servicios, se han convertido hoy en día, en un tema de análisis, debate, y negociación de la agenda internacional por varias razones: 1- Por la alta participación que tienen dentro del PIB de cada uno de los países en la economía de los países industrializados y emergentes, 2- La velocidad e intensidad de la revolución tecnológica en la electrónica, informática, telecomunicaciones y la biotecnología ha incidido en la evolución de este sector, 3- Por la intensificación del rol de los servicios como insumos intermedios en la producción, 4- Por el rol de los servicios en la telemática. Y hoy en día, el servicio intangible incorporado, en términos de talento, conocimiento y tecnología, está allí el centro de gravedad de la aportación del politólogo en su área de trabajo.

Cuáles son a nuestro entender los principales servicios, primero están los gubernamentales entre otros, donde los politólogos de desempeñan con capacidad asertiva. Otros, que debemos tomar en consideración son, los informáticos y telemáticos en diferentes áreas (teletrabajo, teleducación, teleconsulta, teleconferencia) consultoría en general.

En ese sentido, puede afirmarse que la calidad de los servicios de un país como Venezuela, determina su nivel de desarrollo, debido a que el porcentaje ha subido de un 65% hasta hace unos veinte años a más del 75%, del empleo es generado por este sector y, un 9,5% del total de las exportaciones venezolanas fueron generados por esta actividad y representaron un 70% del PIB del país, hasta los 90. El costo de producción representó en Venezuela el 40%, de acuerdo a investigaciones realizadas por mi recordado maestro el profesor y brillante economista Guillermo Márquez.

Uno de los retos para un país como Venezuela, es contar con unos servidores en servicios más eficientes, que nos permitirán ser más competitivos en una economía mundial más compleja y en proceso de transformación. Por ello, deben proseguirse los pasos de contar con servicios de mejor calidad y se deben tener políticas públicas a ese fin, más eficaces. Se ha dado un extenso proceso de externalización del sector servicios al resto de la economía nacional y este proceso también se da en la economía mundial.-

  • JESÚS E. MAZZEI ALFONZO

16/12/2021 05:02 am

jesusmazzei@gmail.com

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba