El Mundo

Santa Sede llama a un diálogo para lograr la paz en Etiopía

 

La 33ª sesión especial del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, celebrada en Ginebra, se centró en la grave situación de Etiopía, que lleva más de un año sumida en un difícil conflicto. Monseñor Putzer expresa la preocupación de la Santa Sede y manifiesta su cercanía y solidaridad con la población.

Miles de muertos y refugiados, al menos dos millones de desplazados, medio millón de personas en riesgo de inanición, violencia y violaciones de los derechos humanos: éste es el dramático panorama de Etiopía en la actualidad. Desde noviembre de 2020, el país africano está devastado por un grave conflicto entre el gobierno de Addis Abeba y las autoridades de la región de Tigray, a las que se acusa de un supuesto ataque del Frente de Liberación Popular de Tigray contra el ejército nacional en la región.

La 33ª sesión especial del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, celebrada en Ginebra el 17 de diciembre, se centró en este difícil escenario, en el que también intervino Monseñor John D. Putzer, encargado de negocios ad interim en la Misión Permanente de Observación de la Santa Sede ante la ONU en Ginebra.

El prelado expresó la «gran atención y profunda preocupación» de la Santa Sede por el país africano, reafirmando su «cercanía espiritual, oración y solidaridad con el pueblo etíope, especialmente con los desplazados y refugiados». En particular, Monseñor Putzer subrayó la alarma por «las graves implicaciones humanitarias de la continuación del conflicto», instando a todas las partes implicadas a «garantizar a la población civil el acceso a los servicios básicos y esenciales, allí donde se necesiten».

Por último, Monseñor Putzer recuerda las palabras del Papa Francisco pronunciadas a principios de diciembre en Chipre: «El camino hacia la paz sana los conflictos y regenera la belleza de la fraternidad, está marcado por una palabra: diálogo (…) Sabemos que no es un camino fácil; es largo y tortuoso, pero no hay alternativas para llegar a la reconciliación. Alimentemos la esperanza con la fuerza de los gestos en lugar de esperar gestos de fuerza».-

Vatican News

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba