Venezuela

Piden a la ONU proteger a población civil de Monagas ante toma del crimen organizado

“Los habitantes de Barrancas del Orinoco han hecho lo que han podido para visibilizar la realidad que viven, la cual incluye la crisis humanitaria y el control y el sometimiento de la población por grupos irregulares que se conocen como criollos”, afirmó diputada María Gabriela Hernández

El conflicto desencadenado en Barrancas del Orinoco, estado Monagas, desde el 1 de enero, evidencia la expansión del crimen organizado en Venezuela, denunció la diputada María Gabriela Hernández.

La parlamentaria, representante de Monagas ante la Asamblea Nacional (AN) de 2015, pidió a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) protección para la población civil de esa zona, en medio de los enfrentamientos que han dejado, al menos siete fallecidos y varios heridos.

“Alzamos nuevamente la voz, para exigir la protección de la población civil del Municipio Sotillo, en Monagas, y a la comunidad internacional la atención urgente a la expansión del crimen organizado internacional en territorio venezolano”, dijo Hernández, este domingo, a través de su cuenta en Twitter.

 

La diputada expresó, asimismo, que los habitantes de Barrancas del Orinoco han hecho lo que han podido para visibilizar la realidad que viven, la cual incluye la crisis humanitaria y el control y el sometimiento de la población por grupos irregulares que se conocen como criollos.

“Desde hace un buen tiempo operan controlando el río Orinoco y su delta grupos armados irregulares de acento colombiano (la población no distingue si son ELN o FARC). Se adentran cada vez más a la dinámica de la población”, aseveró Hernández.

Añadió que estos grupos actúan bajo el argumento de liberarlos del control de los irregulares criollos, con lo cual sostienen enfrentamientos continuos “donde la población civil queda atrapada”.

Puntualizó, además, que el Estado venezolano, con “usurpadas y corrompidas instituciones”, ha consentido negociado y amparado la anarquía en la zona, a costa de la familia de Monagas.

“El punto es el control del Orinoco y su Delta para el contrabando, droga, personas, minerales y gasolina que llega a ese punto de Barrancas regulada, es producto de contrabando colocándola luego a precios internacionales”, señaló.-

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba