Opinión

Y simplemente los pusieron presos

Recibo con mucho interés los interesantes reportes y análisis que el equipo de Funda Redes ha preparado, como un aporte a la toma de conciencia por parte del mundo de la hecatombe que estamos viviendo en Venezuela y la cual con el pasar de los días se hace más elocuente.

Raúl Ochoa Cuenca:

Recibo con mucho interés los interesantes reportes y análisis que el equipo de Funda Redes ha preparado, como un aporte a la toma de conciencia por parte del mundo de la hecatombe que estamos viviendo en Venezuela y la cual con el pasar de los días se hace más elocuente.

La organización Funda Redes es presidida por un insigne venezolano -a quien la dictadura de Maduro tiene encerrado en las mazmorras del Helicoide, no obstante no haber cometido delito alguno-  el abogado tachirense Javier Tarazona. Recordemos que los delitos los cometen minuto a minuto, durante las 24 horas del día los carceleros de Tarazona. Amigos lectores, me estoy refiriendo a la banda de Miraflores y en concreto a su capo Nicolás Maduro.

Ahora les propongo que veamos brevemente cómo se autodefine esta ejemplar organización no gubernamental venezolana, fundada por dos gochos, la cual no escatima esfuerzos en su lucha por la recuperación del sistema democrático y de libertades, hoy secuestrado por esos mismos quienes deberían ser los encarcelados.

“Somos una Organización no gubernamental que tiene más de 19 años de servicio en Venezuela, tenemos por objeto construir tejido social a través de la creación de redes de activistas que impulsan la cultura preventiva, la participación ciudadana, la promoción y defensa de los Derechos Humanos, así como la organización social a favor de la libertad y la democracia”.

Por varios años Funda Redes ha denunciado la presencia de guerrilleros colombianos en Venezuela y declarado que los grupos cuentan con el apoyo del régimen de Nicolas Maduro. Para 2018 la ONG denunció que las Fuerzas Armadas de Venezuela estaban apoyando al Ejército de Liberación Nacional (ELN), facilitando el ingreso al país de armamento y la posibilidad de interactuar con las comunidades en el estado Táchira, mediante la distribución de las cajas de los Comités Locales de abastecimiento y Producción (CLAP), un programa alimenticio estatal y que sirve a la dictadura como instrumento de control social. El mismo año Funda Redes documentó más de 250 denuncias de venezolanos que fueron víctimas de reclutamiento por grupos irregulares colombianos.

Como una información suplementaria a esta proporcionada por Funda Redes se  asegura, de fuente no documentada, que las bandas armadas del ELN patrullan y ejercen la soberanía patria en parte del municipio Jesús Enrique Lossada del estado Zulia, incluyendo las instalaciones petroleras de ese Municipio.

Ahora me permito presentarles el ultimo informe socioeconómico preparado por esta ONG por el cual le dice al mundo que el sistema educativo venezolano corre a gran velocidad hacia un precipicio con fondo desconocido.

Según la Consulta Educativa 2021 realizada por el Observatorio de Educación de Funda Redes, 55% de los docentes desarrollan otro tipo de actividades informales para poder cubrir sus necesidades básicas, ya que sus salarios como profesionales de la docencia no les permite mejorar su calidad de vida.

 “La situación de precariedad económica ha obligado a un número importante de docentes en ejercicio a desarrollar otras actividades económicas, en un afán por recuperar su estabilidad y superar la crisis económica que actualmente afecta a todos los venezolanos”, revela el informe.

Entre los trabajos que tienen más demanda entre los educadores para obtener ingresos extras – señalan los investigadores- destacan: masajistas, bodegueros, vendedores de dulces y golosinas, tareas dirigidas (con una receptividad significativa dada la condición de docente), taxistas, árbitros deportivos, cocineros, cuidadores de niños, ancianos y de casas que se encuentran sin habitar, entre otras.

La consulta fue aplicada a 524 docentes, quienes suministraron datos certeros sobre su situación como profesionales de la educación en Venezuela, de los cuales más de 250 ostentan títulos de 4º nivel o maestría.

“Lo que evidencia la existencia de un personal preparado con alto nivel de instrucción y perfectamente capacitado, y que en caso de existir un propósito real pudo haber sido aprovechada su capacidad, para asumir el reto de una verdadera educación bajo la modalidad online”, asegura el Observatorio de Educación de FundaRedes

Salarios de hambre y sin seguridad social

En lo que respecta al salario que perciben los docentes adscritos al Ministerio de Educación venezolano, los consultados lo catalogaron como inaceptable e insuficiente.

“Para nadie es un secreto la grave crisis económica que afecta al país y que se evidencia en las constantes devaluaciones de nuestro cono monetario, lo que hace que los sueldos se esfumen en una mínima parte de las compras de la canasta alimentaria, en pocas palabras son salarios de hambre”.

El estudio afirma que más de 90% de los docentes encuestados no reciben ningún apoyo económico, ni en bolívares ni en otra moneda,  ni tampoco cuentan con seguro HCM; la seguridad social se desvaneció junto a los demás beneficios, “realidad que los hace vulnerables ante cualquier situación de salud que se les presente”.

Los resultados de la Consulta Educativa 2021 confirman que la crisis educativa se ha venido profundizando en Venezuela, “pues a la precariedad de los sueldos y salarios en la carrera docente, se suma la deserción escolar, el deterioro de la infraestructura, servicios públicos ineficientes, entre otras calamidades”.  

Todas estas situaciones – asevera la investigación-  han sido denunciadas por FundaRedes  en  reiteradas oportunidades ante los organismos nacionales e internacionales.  (Prensa FundaRedes).

https://www.fundaredes.org/2021/10/08/informeeducacion-2021-fundaredes-observatorio-de-educacion/

América 2.1

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba