Venezuela

“Lo peor es que nos acostumbremos a la violencia y lo veamos como algo normal”

Como cada 28 de diciembre, la Fundación por la Dignidad Sagrada de la Persona realizó una actividad simbólica en conmemoración de las víctimas de los distintos tipos de violencia que se manifiestan en Venezuela. En la redoma de El Dorado clavaron decenas de cruces

Con una misa y una marcha desde la iglesia San Martín de Porres hasta la redoma El Dorado, en San Félix, la Fundación por la Dignidad Sagrada de la Persona conmemoró una vez más a las víctimas de la violencia en Venezuela, que ascienden a 11.081 durante 2021, de acuerdo con el Observatorio Venezolano de Violencia (OVV).

Como todos los años, la fundación clavó decenas de cruces en la redoma El Dorado, como símbolo de las víctimas de la violencia en el país, en especial de Ciudad Guayana.

Al menos 11.081 personas han fallecido durante 2021 por los distintos tipos de violencia en el país, de acuerdo con el OVV | Fotos William Urdaneta

“Creo que lo peor, además de la violencia, es que nos acostumbremos a la violencia y que lo veamos como algo normal, porque eso implica no solo la muerte física, que es terrible, sino también la muerte moral, cultural de un pueblo. Creo que es peor, porque creo que cuando un pueblo muere moral y culturalmente, entonces ya la muerte física va a venir como consecuencia inevitable”, dijo el padre Carlos Ruíz, quien ofició la misa.

“Es muy importante que desde la iglesia y de otros grupos de buena voluntad levantemos la voz, y aunque parezcan gestos simbólicos que quizás algunos no valoren, tienen una importancia fundamental porque significa que todavía existen personas que tienen ese fuego de la conciencia de la luz y la cultura moral, que es la que puede hacer que nuestro mundo sobreviva”, agregó.

De acuerdo con el monitor de femicidios de Utopix, al menos 219 mujeres y niñas fueron asesinadas entre enero y noviembre de este año. Solo en noviembre hubo 19 casos, lo que equivale a un femicidio cada 36 horas.

En Venezuela, solo 3 de cada 100 homicidios se investiga, destaca la Fundación por la Dignidad Sagrada de la Persona

La Fundación por la Dignidad Sagrada de la Persona cita también los datos de Fundaredes, que reportó 77 homicidios en los estados fronterizos, mientras que la ONG Control Ciudadano documentó en noviembre 73 supuestos abatidos en enfrentamientos policiales y con distintos componentes militares en 13 estados del país.

“La práctica de ejecutar a presuntos delincuentes se ha convertido en una política de Estado. La regla de los cuerpos de seguridad de Estado y de la FANB en procedimientos de seguridad, es la de ‘disparen a matar’, lo cual no es solo violatorio de la Constitución, sino que además aumenta los niveles de violencia en la sociedad”, destaca la fundación.

El monitoreo de Lupa por la Vida, un proyecto de Provea y el Centro Gumilla, contabilizó 372 presuntas ejecuciones extrajudiciales entre julio y septiembre de 2021.

“La impunidad y la corrupción de los cuerpos de seguridad y los encargados de impartir justicia son las causas principales del aumento de la criminalidad y la violencia: En Venezuela, solo 3 de cada 100 homicidios se investiga, esto supone que existe 97% de impunidad en el país. En este último trimestre la fundación por la Dignidad Sagrada de la Persona ha registrado 10 asesinatos”, señalan.

La voz de esta fundación se extiende igualmente a las víctimas de la precariedad carcelaria en Venezuela. Según el informe del Observatorio Venezolano de Prisiones, durante el año murieron más de 184 privados de libertad.

Cuatro propuestas medulares

Desde la Fundación por la Dignidad Sagrada de la Persona proponen cuatro medidas para acabar con lo que consideran las principales causas de la violencia en el país.

El párroco de la iglesia San Martín de Porres, Carlos Ruiz, ofició una misa en honor a las víctimas de la violencia en Venezuela

 

 

 

 

 

 

 

En primer lugar, crear un frente común entre las instituciones y los ciudadanos, sin distingos ideológicos o partidistas. Como segunda propuesta señalan la necesidad de promover la Asociación de las Víctimas de la Violencia. “Queremos ayudarnos mutuamente y también exigir a nuestras autoridades e instituciones que se nos respete y cumplan su tarea”.

En tercer lugar, exigir el fin de las desigualdades. “Las injusticias sociales son el mejor caldo de cultivo para la violencia. Por eso es fundamental que en Venezuela haya trabajo digno y salario justo que llegue realmente para sacar adelante a nuestras familias con dignidad. Actualmente la situación es insostenible y promueve nuevos tipos de violencia”.

En ese sentido, consideran fundamental la creación de más instituciones educativas en San Félix, con servicios de comedor y transporte escolar. Por último, acabar con la impunidad y sanear las instituciones policiales y judiciales.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba