Entrevistas

Gisela Carmona: A sus 118 años, El Impulso mantiene sus valores y principios

Este 1 de enero de 2022, se cumplirán 118 años de que un extraordinario ciudadano torrense, con la mayor visión de emprendimiento, fundó el diario El Impulso, que luego mudaría a Barquisimeto y tuviera en la decisión de su hijo, el doctor Juan Carmona, publicar una edición simultánea en Caracas.

La familia Carmona, ya a fines del siglo pasado y comienzos del presente, pensó y llevó a cabo la edición digital del decano de la prensa nacional.

Hoy está al frente de la dirección, Gisela Carmona, quien afirma que Elimpulso.com, que ha estado funcionando en el curso de los últimos 18 años, no sólo ha tenido diversos cambios en atención a sus lectores, sino que sigue manteniendo los principios y valores que llevaron a don Federico Carmona a que este medio, hoy cerrado sus talleres de impresión, sea el portal informativo más sólido de la región y uno de los más importantes de Venezuela.

¿Qué trascendencia tiene hoy la fundación de El Impulso, convertido en el diario más antiguo de Venezuela?

La que inspiró nuestro fundador, don Federico Carmona, hace 118 años: Hacer de El Impulso el medio más idóneo de conexión de los ciudadanos, a quienes hay que suministrarles información oportuna, verdadera y necesaria, así como proporcionarle voz a quienes no la tienen. Seguimos cumpliendo nuestras funciones informativas y de canal de resonancia de la región en la medida en que se nos permite. La visión original de don Federico Carmona está viva, plenamente vigente, y en tal sentido hemos logrado una conexión total con los larenses, tanto los que residen en la región, como los que se encuentran en todo el país y en el exterior.

¿Cómo ha sido el papel que le ha tocado cumplir este medio, que siendo impreso incorporó la tecnología digital, para a un mismo tiempo, atender a sus lectores?

Hace 18 años pensamos, precisamente, que lo que teníamos en el futuro inmediato era el proceso más avanzado de la tecnología comunicacional. Decidimos, entonces, funcionar paralelamente el medio impreso y la plataforma digital. Es lo que hubiera pensado don Federico Carmona. Y nos propusimos llevar a efecto esta forma de informar, minuto a minuto, todo el acontecer más importante. Sobre todo, tomando en consideración a la juventud que es muy dinámica y exige rapidez en los contenidos que se le pueden ofrecer. Había que llenar ese espacio que se nos abría. Pero, cuando todo estaba funcionando normalmente, abruptamente hubo que intensificar los esfuerzos hacia el medio digital en forma completa, porque tuvimos la imposibilidad de seguir imprimiendo el diario debido a que el régimen nos impidió obtener las divisas para adquirir el papel. Evidentemente, no hubo transferencia al medio digital porque ya estábamos ahí. Teníamos definitivamente una gran cantidad de lectores, a quienes estábamos llegando diariamente al punto que para el 2015 ya habíamos logrado el medio millón de usuarios en la plataforma de Elimpulso.com y sus redes sociales, lo que nos daba una gran fortaleza como el medio digital más importante de la región y uno de los más sólidos del país.

¿Cómo explica que el medio digital haya tenido muchos cambios de rostro?

Ha sido el resultado de la dinámica de los nuevos hábitos de lectura. No solo hemos cambiado el diseño de la página, sino de la gráfica en redes, titulares y hasta de la redacción de los contenidos. Ofrecemos diferentes opciones a los lectores. Existe la lectura de reportajes amplios, de profundidad; y, por supuesto, las informaciones y avances con la inmediatez en que se producen.

¿Cómo siente la responsabilidad que tiene como directora de un medio, cuyo respaldo es de más de 100 años?

Siento un peso muy grande de estar al frente del referente informativo de la región. Y a diario oigo las palabras de mi papá –dijo en referencia al señor Gustavo A. Carmona, quien fuera director del matutino—quien recordaba siempre a mi abuelo, el doctor Juan Carmona, y al fundador de El Impulso. También releo editoriales de mi tío Juan Manuel y lo mantengo en mis pensamientos. Porque el medio puede registrar muchos cambios, pero tiene que mantener los valores y principios de don Federico Carmona, los de preservar la verdad en todo momento. Y esos son los mismos que permanecen intactos en la directiva de la C.A. El Impulso, que ha hecho de esta empresa periodística, indudablemente, la más sólida y la más responsable en la región. Tengo muchos años siendo parte de la empresa, pero no pensé que las circunstancias me dieran la oportunidad de estar dirigiendo un medio, que hoy es para todos los larenses, estén donde estén, esta es su casa.

¿Cuáles son las expectativas?

Las que puedan recuperar las libertades. No son las mías, sino las de El Impulso, que son las de la empresa y la de sus trabajadores. No solamente la libertad de expresión, sino la libertad económica, la libertad de mercado y todas las libertades que nos permitan a todos los venezolanos tener las mayores oportunidades para vivir dignamente.-

Pacífico Sánchez/El Impulso

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba