Opinión

Rusia, Irán y China detrás de la nueva ola socialista en América Latina

Incluyendo atentados con carros bombas

 

Los dictadores de Venezuela, de Cuba y Nicaragua son dependientes de las decisiones que se toman en otras latitudes…

Raúl Ochoa Cuenca:

Este análisis es de gran actualidad en el proceso de comprensión de la realidad latino americana. Un continente donde los principios de libertades sean los que inspiren la acción de los gobiernos en nuestro continente pareciera que están viviendo una verdadera crisis. Coincide mi temor con el análisis que hace público el Centro para una Sociedad Libre y Segura (Center for a Secure Free Society, SFS, en inglés) de esta nueva realidad geopolítica con actores principales asiáticos, Rusia China e Irán y con actores de reparto o secundarios en América Latina, como Díaz-Canel, Maduro y ahora Daniel Ortega.

Creo que  la situación hoy de Venezuela, de Cuba y Nicaragua nos muestra sin disimular esa realidad, la cual nos enseña que estos dictadores son dependientes de las decisiones que se tomen en otras latitudes, y aunque parezca irreal, en latitudes a miles de kilómetros de distancia. Para graficar esta nueva realidad, refiero un hecho de inaudita gravedad, como lo es que el vicepresidente de asuntos económicos de la República Islámica de Irán, general Mohsen Rezai, acusado con pruebas contundentes de ser el autor intelectual y material del atentado contra la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) en Buenos Aires y con alerta roja de la Interpol, se pasee libremente por las calles de Managua y salga en la foto de familia abrazado con Maduro, con Díaz-Canel y obviamente con el nuevo dictador, el casi octogenario Daniel Ortega.

Ese macabro acto terrorista realizado el 18 de julio de 1994 en la capital argentina, por el cual se acusa al general Rezai, tuvo como resultado 85 personas asesinadas y 300 heridas. El proceso judicial había sido iniciado en 2015, después de que el entonces fiscal de la causa, Alberto Nisman, acusara a Cristina Kirchner, en aquel momento Presidente de la República, de haber llegado a un acuerdo confidencial y privado con la República Islámica. El objetivo de este supuesto acuerdo entre Cristina Kirchner y el gobierno islamista consistió en que los iraníes, sospechosos de ser los responsables del atentado contra la mutual judía, no tuvieran que rendir cuentas ante los tribunales argentinos. Poco después de hacer pública esa acusación el fiscal Nisman fue encontrado muerto en su domicilio. (18 de enero del 2015).

Según agencias de inteligencia occidentales la persona que hizo posible ese arreglo amistoso de la Kirchner con los iraníes, fue el presidente venezolano, hoy muerto, Hugo Chávez. Aún sigue siendo un misterio en qué consistió la contrapartida que el gobierno iraniano de los Ayatolas pagó, a fin de obtener el “perdón” de la presidenta de la Argentina para ese momento, la Sra Cristina Kirchner.  

Ante la burla la cual el gobierno de los Ayatolas hace al pueblo argentino en particular y al pueblo latino americano en general, enviando a nuestro continente a este terrorista como su representante, el gobierno de Buenos Aires señaló que la presencia de Rezai “constituye una afrenta a la justicia y a las víctimas del brutal atentado terrorista” de 1994. Sobre este dantesco personaje pesa una orden de captura roja de la Interpol. Y para concluir esta sucinta nota y como un hecho el cual los latinoamericanos podríamos catalogar como lamentable, el diario El Español.com considera a la pareja Ortega-Murillo como los Ceaucescu de Nicaragua. Rosario Ortega y Helena Ceaucescu se hubiesen entendido muy bien.

 

Raúl Ochoa Cuenca, en Anfi del Mar el 13 de enero del 2021.

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba