El Mundo

“Todos lloramos por estas víctimas”, dice Cardenal tras el asesinato de 200 personas

El Cardenal John Onaiyekan, Arzobispo Emérito de Abuja (Nigeria), expresó su tristeza por el reciente asesinato de 200 personas a manos de delincuentes, llamó al Gobierno a detener la ola de violencia e inseguridad que azota su país, y pidió rezar por las víctimas de estos y otros crímenes y secuestros.

Autoridades locales informaron que la semana pasada, bandas de criminales en motocicletas atacaron nueve aldeas y mataron en solo tres días a al menos 200 personas en el estado de Zamfara (Nigeria).

“Todos lloramos por estas víctimas” y las cosas deben cambiar, dijo el Cardenal Onaiyekan, de 77 años, en una entrevista en italiano a Vatican News publicada el 10 de enero.

El Purpurado explicó que durante los últimos cinco años, grupos de bandidos armados han aterrorizado y causado grandes daños en el noroeste de Nigeria. Se estima que solo en este mes, unas diez mil personas han sido desplazadas por la violencia en el país.

“Atacan los campos de los agricultores, matan a los agricultores y nadie dice nada. Y luego empezaron con los secuestros”, denunció el Cardenal Onaiyekan.

Uno de los últimos raptos más comentados el 8 y 9 de enero fue el de 30 estudiantes, que fueron liberados después de estar en cautiverio durante siete meses.

Sin embargo, el Cardenal recordó que todavía hay más personas, incluidos cientos de niños y maestros, que permanecen secuestrados; y subrayó que es “inaceptable” que los criminales armados los retuvieran para pedir rescate, y que el Gobierno no dé una respuesta efectiva.

“Todavía hay muchas víctimas de secuestros, y sus padres y familiares no tienen forma de pagar lo solicitado. Y el Gobierno cree que no puede hacer nada”, señaló.

“El Gobierno dice que no puede identificar con precisión dónde están estos bandidos y adónde llevan a sus víctimas. Algunos niños secuestrados de las escuelas están desaparecidos desde hace más de un año, algunas niñas desde hace siete”, agregó.

Según la Organización de las Naciones Unidas (ONU), más de 1.400 niños fueron secuestrados en Nigeria en 2021.

Para el Cardenal Onaiyekan, la única forma de cambiar la situación es con “un Gobierno que nos ayude a reconstruir nuestra unidad y convivencia nacional”. Asimismo, dijo “que también necesitamos de la oración”.

Según el Purpurado, no se trataría de “una persecución de los cristianos por parte de los musulmanes”; sino de “la maldad de los terroristas que deciden matar personas sin ninguna justificación” y que “ciertamente no se puede decir que representen a la religión islámica en Nigeria”, dijo.

“Rezo por todos mis hermanos católicos y cristianos, y también rezo por todos mis conciudadanos musulmanes que han estado en manos de terroristas durante años. Cuanto antes encontremos un país estable para todos, mejor será también para nosotros los cristianos”, concluyó.

El 10 de enero, el secretario general de la ONU, António Guterres, también condenó los “ataques espantosos” en Nigeria y llamó a las autoridades a hallar a los responsables.

“Insto a las autoridades nigerianas a que no escatimen esfuerzos para llevar ante la justicia a los responsables de estos crímenes atroces”, dijo Guterres.

Sin embargo, en noviembre de 2021, el Departamento de Estado de los Estados Unidos eliminó a Nigeria de su lista de países con las violaciones más atroces de la libertad religiosa. Este hecho provocó la protesta de los defensores de los derechos humanos en el mundo.-

 CYNTHIA PÉREZ | ACI Prensa

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba