Trabajos especiales

El regreso de los demonios y los exorcistas: Un ABC para legos hoy

 

Frank Bracho:

«Como perros de presa me rodean….Pero Señor no te quedes lejos; ¡ fuerza mía corre a socorrerme !…Libra tu espada mi alma, de las garras del can salva mi vida. De Dios se acordará toda la tierra y a él se volverá; todos los pueblos, razas y naciones ante él se postrarán»    -Salmo 22

Introducción.

La demonología y el exorcismo parecen estar de nuevo “de moda” en el mundo -luego de su decadencia tras pasadas épocas de gran apogeo como la Edad Media y los mismos tiempos bíblicos. ¿Que lo explica ? Varios factores. Destaca la gran crisis mundial de anti-valores que ha hecho prosperar al mal por doquier; situación propicia para la manifestación de éste en su forma mas extrema: la demoníaca..Manifestación que a su vez  se da tanto al nivel personal –el mas determinante- como al nivel societal –éste a través de sistemas de abrumador yugo político, económico o cultural-mediático.

En relación a esto último, recordemos en tal sentido los señalamientos de un gran profeta de los actuales tiempos: Juan Pablo II: “En nuestros tiempos, el mal ha crecido desmesuradamente, sirviéndose de los sistemas perversos que han practicado a gran escala la violencia y la prepotencia…Ha sido un mal en proporciones gigantescas, un mal que ha usado incluso las estructuras estatales, internacionales y medios de comunicación para llevar a cabo su funesto cometido, un mal erigido en sistema….un mal ante el cual el hombre se ve tan incapaz por si mismo de enfrentarlo que se siente como atado con cadenas”

El Papa, por cierto, se refería no sólo a sistemas como los terribles y ominosos regímenes fascistas y comunistas que él conoció tan de cerca, sino también a otro ese otro imperio del mal de afanoso materialismo y consumismo, con poderosos medios de comunicación y publicidad a su servicio, que él llamó el capitalismo salvaje.

Cabe hacer analogía con los tiempos bíblicos, durante los cuales –como hemos dicho antes- también se daba el mal en gran escala hasta niveles demoníacos. “El mal erigido en sistema” estaba emblematizado en esos tiempos por el yugo del imperio romano. Un gran estudioso de dicha época, José Antonio Pagola, ha discernido sus efectos así: “¿ Había alguna relación entre la opresión que ejercía sobre Palestina en ese entonces el Imperio Romano y el fenómeno contemporáneo de tantas personas poseídas por el demonio ?…si, se podía establecer una conexión entre la posesión demoníaca y la opresión romana,.a partir del terror y la frustración que generaba el imperio romano sobre gentes absolutamente impotentes para defenderse de su crueldad”   

Ante todo el mal de hoy día -en lo personal y a nivel de sistema- la integridad emocional o psíquica de muchos se ha visto tensada análogamente hasta el límite, o el colapso….Hasta el punto de muchos sentirse enfrentados o “encadenados” –como dijo El Papa- a bajas u oscuras fuerzas difíciles de controlar, fuerzas de semblanza o carácter demoníaco.

Lo cual a su vez ha traído también la consecuente propensión en muchos de interesarse en ayudas o “soluciones de protección, limpieza, o expurgación”, de tipo exorcista -las cuales ya parecían históricamente relegadas,……a fin de enfrentar el mencionado tipo de mal.

Por otro lado, lo anterior también ha traído el riesgo de soluciones superficiales o erradas, resultantes en “remedios” peores que la enfermedad”…Como el caso de algunos sistemas de superchería, o pseudos-religiones en boga; algunos de los cuales incluso recurren a torcidos “pactos” o deplorables practicas sacrificiales –incluso de animales, lo cual SI debería estar relegado de una vez por todas al “baúl de la historia” –pues representan un estadio inferior de la evolución humana !….y el caso incluso de cierta “espiritualidad narcicista light” de algunas corrientes vinculadas al New Age.

…Pero también, el regreso del Tema a instituciones bien establecidas como la iglesia Católica –aunque ésta también ha permitido un deplorable abuso del mismo en el pasado, como ocurrió durante el fanatismo de la Inquisición Medieval.

Hoy luce, por lo demás, particularmente oportuno abordar un tema tan vital –aunque espinoso- como el planteado en el presente artículo.

El regreso del exorcismo hoy dentro de la Iglesia, y el interés común entre las religiones sobre el tema.

En relación al renovado interés sobre el Tema dentro de la iglesia, cabe notar por ejemplo que en  un gran sínodo de obispos africanos, realizado en Roma en los últimos tiempos de, una de las decisiones aprobadas fue: “Cada obispo debería designar un exorcista en toda diócesis donde no lo haya”….Una decisión relacionada también, por cierto, con salirle al paso a las nefastas prácticas de brujería extendidas en el Africa de hoy.

Por otro lado, el mencionado cónclave también reconoció los aspectos respetables de las religiones ancestrales africanas y la necesidad de la Iglesia entenderse con ellas, a través de la siguiente cátedra: “Es necesario una distinción entre lo cultural y lo religioso, y especialmente entre lo cultural y las perniciosas prácticas de brujería que causan la ruptura y la ruina de familias y sociedades. Por tanto, siguiendo al Concilio Vaticano II, los Padres Sinodales no rechazan nada de cuanto es verdadero y santo en dichas religiones…La Iglesia por eso exhorta a sus hijos para que, con prudencia y caridad, por medio del diálogo y de la colaboración con los seguidores de las demás religiones, siempre dando testimonio de la fe y de la vida cristiana, reconozcan, conserven y hagan conocer los valores espirituales, morales y socioculturales que se encuentran en ellas”.

Lo anterior nos lleva a una mas general reflexión propia: la importancia de que la militante conciencia o lucha contra lo demoníaco no sea causa de fanatismos, o irracional rechazo o menosprecio de las legítimas identidades religiosas o espirituales de otras culturas…Lo cual, con frecuencia, simplemente ha ocurrido por ignorancia, falta de apertura mental, o falta  de compasiva comprensión.

Todas las genuinas prácticas religiosas o espirituales se deberían naturalmente encontrar o entenderse en torno a su común devoción al bien, así como repudio al mal en todas sus formas o extremos –incluyendo al demoníaco,..así como en el repudio común a todas aquellas prácticas que desvirtúen o profanen lo que es de Dios.

De hecho, las practicas exorcistas -en sus respectivos ropajes culturales- son comunes en la mayoría de las grandes religiones o tradiciones espirituales, además de la cristiana..Tales como el Islam, el judaísmo, el hinduismo, el taoísmo, la espiritualidad indígena, etc

….En el caso de lo indígena -con frecuencia un blanco de automático rechazo de muchos no informados cristianos, mucho de las nociones básicas encontradas en dicho tipo de espiritualidad sobre el exorcismo coinciden con lo cristiano (como por ejemplo el uso de los “5 elementos” (“tierra”, “agua”, “aire”, “fuego” y éter”) como medio ritual, en los antiguos ritos exorcistas de ambas tradiciones).

…Aún mas, en algunos casos el hoy por lo general mas urbanizado y mas modernizado cristianismo puede tener importantes cosas que aprender o re-aprender de las tradiciones espirituales que se han mantenido mas cerca de la tierra. En ese particular, es interesante el siguiente juicio de un clérigo cristiano español, por tratarse de uno de los mas reconocidos exorcistas de la Iglesia católica hoy en día: el padre Jose Antonio Fortea: “La sociedad del campo es por lo general más sana, más apegada a la naturaleza, y tiene una conciencia más clara de la ley natural. Pero en un entorno urbano, completamente artificial, que ha perdido el concepto de las leyes cristianas, allí el hombre se cree dueño y señor de la ley moral. Él hace y deshace como quiere, y eso lo lleva a olvidarse totalmente del Creador”. 

Justificación del tratamiento del Tema.

Habiendo expuesto todo lo anterior, tiene sentido el renovado interés de Hoy en la demonología y el exorcismo ? ¿ Se trata un avance o un retroceso en la evolución espiritual ? ¿ Tiene algún puesto en lo profético o en la misión de cómo mejor enfrentar los difíciles o retadores tiempos actuales ?  ¿ Y si lo tuviera, cómo mejor entender la relevancia del Tema y lo que toca hacer a cada quien al  respecto ?

Se trata en todo caso de un asunto delicado; pero, a nuestro modo de ver, hoy insoslayable. En este trabajo intentaremos, como un servicio público, aportar a la respuesta de dichas preguntas; sin pretender la rigurosidad académica o teológica, sino mas bien centrándonos en lo básico.

…..En el convencimiento de que se trata de un tema que no puede seguir estando relegado a los cenáculos de los supuestamente mas entendidos, sino que tiene que ser aclarado también para todo el gran público interesado.

 

Nociones conceptuales sobre el exorcismo.

El término “exorcismo” viene del latin exorcismos, y éste a su vez del griego exorkizeinque que significa “abjurar”. Abjurar significa a su vez “solemnemente renunciar a algo o repudiarlo”.

…En términos mas concretos, y a los efectos de este trabajo, se define como: “la práctica de expulsar demonios u otras entidades espirituales indeseables de una persona, lugar o incluso objeto, que se crean poseídos”.

¿ Pero cómo podría ser posible dicho fenómeno de posesión ? La respuesta estriba en nuestra naturaleza y la naturaleza de lo que nos rodea: Somos cuerpo y espíritu, y, además, “no estamos solos” sino que, en ambas mencionadas dimensiones, compartimos la Creación con una multitud de otras “criaturas” !

Mientras nos manejemos bien en nuestro propio ámbito y lo que nos circunda, respetando las leyes del Creador, nos irá bien, y mantendremos con dichas otras criaturas las debidas delimitaciones o relaciones..En caso contrario, lo opuesto resultará –incluyendo que podamos ser atacados, “engullidos” o “poseídos” por algunas de ellas!

En cuanto a la ocurrencia de ello en la dimensión espiritual, se trataría de algo afín a lo que nos puede pasar en el plano físico-biológico con los microbios -por ejemplo. Estos están en todos lados en multitud, incluso en partes de nuestro propio organismo como la piel. Mientras mantengamos nuestra inmunidad natural bien –en un sano vivir propio de acuerdo a las leyes biológicas- podremos coexistir con los microbios sin que éstos sean una amenaza -y hasta beneficiarnos de alguna “actividad limpiadora” de éstos como “especialistas en el consumo de impurezas”. Pero en cuanto nuestras defensas biológicas se derrumben, los microbios podrían pasar sus naturales limites para invadirnos, causarnos enfermedad, y hasta –literalmente- poseernos o consumirnos. Mucho de lo anterior es de particular relevancia para la particular situación mundial de Hoy -con muchos «visos apocalípticos» -en cuanto a «la azotadora pandemia»  !! 

Lo mismo pasaría con la entidades espirituales indeseables. Están también por todos lados, y “son legión” –como dice en La Biblia. Pero si mantenemos nuestro sistema inmunológico espiritual fuerte no podrán hacernos nada. Mientras que si no lo hacemos, podremos –al igual que con los microbios- ser pasto de dichas entidades.

Y cuál es la mejor forma de mantener nuestro sistema inmunológico espiritual fuerte ?…Pues simplemente vivir y obrar -en pensamiento, palabra y obra- según las leyes de Dios….Teniendo en cuenta que en definitiva “todo está en manos de Dios”….Un Dios que es amor, perdón, misericordia. Y un Dios, por tanto, que sólo puede suscitarnos fe y gratitud..En lo cual a su vez sólo puede prosperar la luz; NO la desesperanza, la depresión, el miedo, la ingratitud o el resentimiento u odio..En esto último lo que prosperaría sería la oscuridad que conduce al pecado o el mal, y en la forma extrema de éste a lo demoníaco !

Por ello en La Biblia (Efesos 6:10-20) encontramos como “regla de oro” por excelencia a fin de enfrentar cualquier amenaza de mal demoníaco lo siguiente: “Vestíos de toda la armadura de Dios para que podáis estar firmes contra las acechanzas del demonio”.

Mas allá de todo lo básico anterior, se podrían hacer otras precisiones, dependiendo de las creencias de cada quien. Como decir que “hay entidades y entidades”;..vale decir: que hay diversidad entre éstas e incluso una jerarquía….Así, en la definición de exorcismo señalada se habla de “demonios” (en plural) pero también sabemos que en el cristianismo se habla de “El Demonio” –para querer decir un “Jefe Mayor”, o de mayor poder, entre “las entidades indeseables”….Como  también se habla de San Miguel Arcángel como “Jefe de la Milicia Celestial” o de las entidades angélicas –vale decir las que trabajan del lado del bien..(en la Bibliografía al final de este trabajo, por cierto, se cita un libro particularmente interesante sobre el tema de los ángeles y demonios).

Cabe destacar que todas las criaturas mencionadas, como parte de la Creación, estarían todas sujetas al Orden o Plan de Dios…Aún “las indeseables” o “las del lado oscuro”;..pues a estas Dios también  les habría deparado –en un plano superior- el papel de servir a dicho Plan como “acicates” para la Evolución o el crecimiento de la inducirnos a una continua alertez y a un continuo fortalecimiento para resistirlas o librarnos de ellas!……En esa especie de misterio de que –en palabras de Juan Pablo II: “Tras la experiencia punzante del mal se llega a practicar un bien mas grande”  (también recogido en algunas enseñanzas indígenas como la del sabio yaqui Don Juan cuando habló de que cada uno de nosotros de vez en cuando necesitaba “un pinche tirano para que nos mostrara el valor de la libertad” ! ).

Tal “lucha” contra el mal, hasta que nos liberemos plenamente en lo personal o volvamos en lo societal a una “nueva era dorada” o de plena gracia, donde todo será luz o bienestar; sin amenazas o mas asechanzas: el prometido Reino de Dios..Donde nuestro desarrollo espiritual no requeriría ya mas de ningún esfuerzo de permanente guardia, pues regirían siempre el bien y la espontaneidad !!

Desde tal perspectiva el mal demoníaco en definitiva no sería sino “la otra cara de la moneda”, pues, como ha dicho Ione Szalay: “Si el bien es la Verdad, entonces el mal no es sino la desarmonía; y  el pecado, el error de haber disociado o fragmentado la unidad original..La palabra “diablo” viene del griego “diabolo” que significa “escisión” –ó: “lo que rompe o el que rompe la unidad” En la tradición cristiana también se ha definido el Diablo como “El Mentiroso por excelencia”.

Ó como también ha dicho Omraam Mikhael Aivanhov: “El Diablo no existe separadamente para hacerle frente a Dios. El Diablo es un aspecto de la Unidad..Dios no tiene adversarios, no los puede tener: todo se inclina ante El, todo Le obedece porque El es el Creador. Puede ser que nosotros tengamos adversarios porque somos ignorantes y transgredimos sin cesar las leyes de Dios, pero Dios no”

Visiones del significado del bien y el mal, de lo demoníaco y de lo exorcista.

Lo anterior nos lleva a señalar, pues, que estamos conscientes de que hay una dimensión de lo demoníaco “simbólica”, la cual algunos –y sobre todo los que no creen en los demonios o El Demonio- han destacado; según la cual “lo demoníaco” sería solamente una forma de referirse al mal o el pecado en manifestación muy degenerada..Vale decir sin llegar a concederle a lo demoníaco una personificación en ninguna particular entidad externa a nuestra propia responsabilidad o creación; y mucho menos, un poder prepotente!

…Esta visión estaría enfrentada a la opuesta de creer que todo lo malo que pasa en el mundo es obra del Demonio, o de algún mal personificado externo intimidador; subestimando la auto-responsabilidad de cada quien por sus acciones en la vida ordinaria.

Pero podríamos además hablar de una tercera visión que postula la relevancia de “espíritus de pecado”, una especie de noción intermedia entre lo símbólico y la personificación del mal; la cual vincularía al tema del abuso extremo en pecados o vicios personales con la atracción de espíritus vinculados a los mismos de origen externo.

….Bajo tal noción podría hablarse, por ejemplo, de un “espíritu del alcoholismo” –poseedor de los alcohólicos extremos, “un espíritu de la avaricia” –enseñoreado en los avaros desmedidos  (en la cultura navajo, por cierto, existe una entidad con este atributo a la cual se le conoce como “El Apostador”, “un espíritu de la lujuria”, “un espíritu de gula o alimentación dañina”, “del consumo de drogas –legales o ilegales”, y así por el estilo,..apoderándose cada uno de ellos de las personas que incurran en las respectivas extremas transgresiones.

Finalmente, otra visión, mas dentro de lo profético, consideraría el tema de la gran re-irrupción de Satanás hoy en el mundo y las consecuencias o reacción de ello, como expresión de una gran decisiva batalla entre el bien y el mal, que se estaría manifestando en diversos ámbitos. De esta visión sería representativa la siguiente revelación recibida por la mística cristiana Vassula Ryden:

“Esta generación se ha vuelto muerta a Mi Palabra y prefiere vivir para Satanás que les da todo lo que se opone a mi Ley de Amor..Vuestra  nación gobierna en completa oposición a toda Mi Ley de Amor…El mundo ya esta saboreando los frutos de su propio plato, provocando que la Naturaleza se rebele con convulsiones, acarreando sobre vosotros desastres naturales, asfixiándose con vuestras propias intrigas..Os he estado llamando durante años pero sólo muy pocos han hecho caso. Esa purificación, que cae ahora como un azote sobre vosotros atraerá a muchos hacia Mi…Cuando Dios habla, su voz hace temblar la tierra. Mi Reino estará pronto con vosotros..Y todos los que han sido llamados a dar testimonio abiertamente a cada habitante de esta  tierra,  dejarán de estar reprimidos, puesto que la gente estará como tierra sedienta, anhelando el rocío de mis palabras. Y ellos testificarán las obras de Dios” .

En relación a toda la anterior discusión entre las diversas visiones, algo en verdad de vieja data, pensamos que las mismas no tienen que ser mutuamente excluyentes, y que cada una de ellas puede tener y tiene un “puesto bajo el sol”;…en un sabio equilibrio de la realidad de las cosas…Y bajo un común principio rector de que ciertamente puede haber -y hay- una gradación del mal, de lo mas propio y auto-responsable hasta lo mas ajeno y escapado de nuestra sola capacidad….Gradación que, por otro lado, siempre estará condicionada por el –insondable- designio último y triunfal de la voluntad de Dios !

….En dicho contexto, lo exorcista como recurso para enfrentar a una influencia o posesión de origen externo, seria como un remedio extremo para un caso extremo. Vale decir: un remedio para enfrentar un mal donde, por lo general, un ser humano -bien por excesivo descuido o mal-obrar propio, ó bien por insondable designio divino- se habría convertido en pasto para la posesión de una entidad externa malévola.

Unidad de lo físico, mental, y espiritual.

¿ Pero cómo saber cuando se trata de una influencia externa o posesión ?  Los códigos exorcistas prescriben algunas formas de llegar a una conclusión.

….Pero sólo luego del descarte de otras afecciones físicas o mentales usuales. Para lo cual se recomienda normalmente “el contar con una opinión médica calificada”..El problema con ello es que la medicina moderna, en vista de la degeneración mercantilista, reduccionista y materialista que ha sufrido NO siempre puede ser considerada como “calificada” o confiable, a los fines del esclarecimiento de la necesidad o no de una intervención exorcista.

…Para no hablar de las múltiples nuevas patologías de tipo ambiental o del estilo de vida moderno que dicha medicina parece incapaz de entender (tales como el efecto de contaminantes químicos, la ingesta humana insana, o el adicto uso de aparatos como los teléfonos celulares –los cuales literalmente terminan a veces “poseyendo” a los dueños cual “demonios tecnológicos” –incluso causando a veces “fenómenos de ruidos, voces, sombras y hasta objetos que caen”-según se ha reportado, probablemente como resultado de la sutil pero intensa contaminación electromagnética que dichos artefactos ocasionan !….para no hablar de las secuelas de la – literalmente- “posesiva” adicción a la TV, juegos de video e Internet no infrecuentes hoy en día !

…De modo que, con términos como “ataques epilépticos”, “personalidad disociada”, “locura”, etc, así como tratamientos con drogas –éstas, por lo regular, además portadoras de ingredientes de “efectos secundarios” a veces peores que la enfermedad- un psiquiatra podría desdeñar o rechazar un real cuadro de posesión, y los respectivos remedios de expurgación espiritual tipo exorcista necesarios –en perjuicio de la sanación definitiva de un muy afligido paciente !

Por otro lado, cabe destacar que la misma premisa en el diagnóstico o curación de una separación entre lo físico-mental por un lado -el supuesto terreno de los médicos o los psiquiatras- y lo espiritual por el otro -el supuesto terreno de los  sacerdotes o exorcistas- de por si ya es un gran problema o riesgo !!…Pues, como dijimos al principio de este trabajo, el ser humano es una unidad de cuerpo y espíritu !!!

….Aun mas: toda enfermedad física o mental suele tener en definitiva origen en un desarreglo espiritual..Lo que en verdad descalificaría a toda ayuda médica que no entienda esto o no crea en lo espiritual -algo no infrecuente hoy en día, incluso en disciplinas como la psicología o la psiquiatría !

……Esto último tan es así que en muchos países -y sobre todo en los del Norte del mundo- muchos profesionales de estas ramas se están declarando incompetentes para tratar la actual avalancha de “nuevas complejas patologías emocionales-mentales” y se han estado mudando a lo religioso, e incluso a lo exorcista, en busca de respuestas –en una transformación revolucionaria muy herética para la capacitación formal que han tenido dichos profesionales (!!)

En verdad, las medicinas del cuerpo y del alma NUNCA debieron debieron haber sido separadas: La humanidad ha pagado un costo muy alto por ello !!….

En el pasado ancestral los papeles de “el médico”, “el psicólogo” y “el sacerdote” en verdad nunca estuvieron separados, ni en el diagnóstico ni en la curación. Eran una unidad !!…

Jesús fue un ejemplo mayor de lo anterior: Fue al mismo tiempo un terapeuta en lo físico y en lo espiritual –esto último incluyendo el haber sido también un gran exorcista..Enseñando por lo demás que la sanación espiritual siempre debe tener prelación sobre la física o material !!…

La terapéutica de Jesús, por lo demás, se identificaba con una cultura sanadora común popular, de aceptada y respetada practica en los tiempos bíblicos (como lo ha sido en otras culturas tradicionales del mundo)…En verdad, NO  puede haber curación física definitiva si no hay la espiritual !!!.

Volviendo al escenario actual, si no hubiera una ayuda médica confiable, pues quedaría en manos del exorcista determinar, en forma autosuficiente, si el caso ameritaría su intervención..Para lo cual vendría entonces a colación la importancia de, en efecto, contar, con un bien preparado y calificado exorcista, que cuente además con la indispensable buena inspiración o guía divina !

Cualidades de un buen exorcista y cómo reconocer una posesión.

Por lo anterior, desde la Iglesia se ha subrayado la importancia de las calificaciones de un exorcista profesional en los términos siguientes: “El sacerdote, que con la especial y explícita licencia de su respectivo superior tiene que realizar el acto del Exorcismo, se hallara adornado del mas alto grado de piedad, prudencia e integridad de vida;  actuará  amparado mas por la virtud divina que la propia, lo hará libre de toda ansia de bienes humanos, y realizará esta piadosa obra por caridad, con constancia y gran humildadConviene que sea de edad madura y digno de reverencia, no solo en razón de su cargo sino por la pureza de sus costumbres.”

Ahora bien, una vez descartadas las afecciones ordinarias, cómo reconocer las señales de una posible posesión ?

En la tradición cristiana usualmente por lo general se citan síntomas en la persona afectada como los siguientes:

 i) Conocimiento de cosas o hechos antes fuera del alcance normal conocido de la persona ii) asunción de la noche a la mañana del habla en lenguas extranjeras o antiguas -ajenas al conocimiento previo de la persona iii) inusitadas o abruptas manifestaciones de gran fuerza física o de habilidades paranormales iv) aversión vehemente a todo lo santo-sagrado: vehemente blasfemia o sacrilegio v) violencia hacia otros vi) gritos horrendos vii) contorsiones abruptas feroces viii) escandalosa risa burlona o de sorna ix) autoflagelación x) gula grosera xi) conducta primitiva animal xii) ojos vidriosos o que dan vuelta dentro de su orbitas xiii) lengua que entra y sale de la boca xiv) ver espectros u oir voces xv) pensamientos obsesivos xvi) agresiones en el cuerpo, intentos de suicidio. 

Casos de los muertos o almas en pena, de “portales abiertos”, y otros.

Además del diagnóstico y/o auxilio de seres vivos cabe añadir que habría otro campo de actuación de la liberación o el exorcismo que no puede ser desdeñado: el de las almas en pena o fantasmas, las cuales además pueden ejercer manifestaciones sobre los vivos o sobre los allegados sobrevivientes –bien como “llamadas de auxilio” o bien por alguna “cuenta pendiente” o “legado de enganche” !

En el cristianismo a este campo se le podría englobar en la general noción de “almas en purgatorio” (almas que necesitan aun de purificación para poder estar en paz o frente a Dios), o en la mística noción de “las moradas en el camino al Señor” (…por otro lado, en algunas religiones o tradiciones orientales, se le relacionaría con la purificadora noción de las “sucesivas reencarnaciones del alma” antes de su “liberación definitiva”).

El mencionado campo tendría muy diversas facetas..Incluiría, por ejemplo desde qué hacer, por ejemplo, frente a las almas de los seres abortados (una problemática hoy en día muy grave hoy en día, que abarca millones de así fallecidos, con las correspondientes consecuencias no sólo en las víctimas sino en los perpetradores o cómplices); o qué hacer ante personas o incluso poblaciones que han fallecido en medio de violentos sucesos  o abruptos traumas –como homicidios, accidentes ó intempestivos desastres naturales, guerras; etc.….

..Habría una labor de “limpieza” que hacer, via liberación o exorcismo, bien en general o en particular, por simple compasión o asunto propio, en cada uno de tales casos, según se requiriese. Para lo cual, en el repertorio de técnicas o ritos de liberación-exorcismo, existirían las respectivas prescripciones o recomendaciones.

Por ultimo, estaría la categoría de “portales” abiertos -bien por algún conjuro deliberado o alguna irresponsabilidad o imprudencia humana mayor-  hacia “mundos del mal”, los cuales también tendrían que ser clasurados con ritos o contra-conjuros respectivos.

Para finalizar, cabe volver a señalar -como se desprende de todo lo anterior- que el exorcismo en verdad es una práctica muy antigua, y forma parte de los sistemas de creencias de muchas tradiciones espirituales, religiones o culturas. Estas -mas allá de las percibidas diferencias -muchas veces fruto de simple ignorancia mutua como hemos dicho antes- han ostentado en verdad rasgos muy comunes en el manejo del Tema. Sobre ello mucho mas podríamos decir.

Pero en este trabajo nos centraremos mas bien en cómo aborda al exorcismo la cultura cristiana -y en particular la católica…Sin que ello nos impida ocasionalmente seguirnos refiriendo ocasionalmente a las enseñanzas de otras culturas o tradiciones –precisamente para seguir ilustrando lo universal de la práctica exorcista.

El exorcismo en el mundo católico.

Entre todas las denominaciones cristianas, quizás el catolicismo no tenga hoy la cultura exorcista mas viva, en virtud del gran decaimiento que ésta ha tenido dentro de la lglesia..ello bien por razones internas o bien por la influencia de la tan materialista o racionalista cultura moderna en que al catolicismo le ha tocado desenvolverse.

Sin embargo, para muchos la sistematización y profundidad que históricamente ha alcanzado el arte del exorcismo en el catolicismo no ha tenido igual en el mundo cristiano. De allí que sea tan interesante su estudio o valoración, particularmente a la luz del actual resurgimiento del interés en “la  demonología”.

Pero, qué nos dice el Magisterio de la Iglesia católica al respecto? ..Bastante, y en forma clara y minuciosa.. Como veremos a continuación en el siguiente resumen sobre aspectos esenciales del Tema..Resumen a su vez mayormente basado en lo dicho por el Cardenal Jorge Medina Estévez en su carácter de Prefecto de La Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos –bajo cuya jurisdicción se encuentra el tema del exorcismo en la Iglesia.

El exorcismo es una antigua y particular forma de oración que hace un ministro ordenado de la Iglesia, en nombre de Jesucristo y por el poder que Jesucristo ha otorgado a su Iglesia para liberar del poder de Satanás o El Demonio. Por lo tanto no es oración personal sino de la Iglesia.

El Catecismo Católico señala que: «Cuando la Iglesia pide públicamente y con autoridad, en nombre de Jesucristo, que una persona o un objeto sea protegido contra las asechanzas del maligno y sustraída a su dominio, se habla de exorcismo. Jesús lo practicó, de El tiene la Iglesia el poder y el oficio de exorcizar».

Los exorcismos pueden ser simples o solemnes. El exorcismo simple se reza en el rito del bautismo. El exorcismo solemne es un rito que sólo puede ser válidamente celebrado por un sacerdote con el permiso del obispo del lugar. El obispo da permiso al sacerdote para cada caso o puede, con el permiso de la Santa Sede, formalmente otorgar a un sacerdote el oficio de exorcista. En ese caso el sacerdote está facultado para exorcizar y no necesita un permiso particular para cada  caso.

Solo el exorcista con la debida licencia puede verificar la verdadera posesión diabólica. Es un proceso difícil en el que se deben descartar causas naturales. 

Según el Padre Amorth, quien fuera un tan conocido exorcista de Roma, el poder de expulsar demonios que Jesús confirió a todos los creyentes conserva toda validez. Es un poder general basado en la fe y en la oración, y puede ser ejercido por individuos o comunidades sin ninguna autorización formal. Sin embargo, en este caso, se trata de plegarias de liberación, y no se deben llamar exorcismosEn algunas diócesis hay laicos que han sido preparados para el ministerio o misión de liberación (no exorcismo) bajo la dirección de un sacerdote. La liberación es oración para liberar de la opresión del demonio pero sin utilizar el rito de exorcismo.

Pero sólo al sacerdote autorizado, o al formalmente licenciado, corresponde el papel o nombre de exorcista Nadie debe ejercer este ministerio sin autorización de la Iglesia. 

Jesús vino a liberarnos del poder de Satanás y darnos la gracia de ser hijos de Dios. Jesús impartió su poder liberador a sus discípulos para que ellos y sus sucesores continuaran la misión de liberación y exorcismo en su nombre. Por lo tanto el protagonista en el exorcismo es Dios a través de su ministro y no el demonio.

El exorcista ante todo busca llevar la persona atribulada a un encuentro con Jesús. Para ello es necesario apertura a los canales de gracia en la Iglesia: la confesión, la eucaristía, la meditación de la Palabra, la comunidad, la catequesis…Es un camino de fe al que se invita también a la familia.

El Padre Gramolazzo, otro exorcista de Roma, comenta: “Actualmente muchos viven una fe supersticiosa o de superstición y muchos tienden a no hacerse responsables, no saben afrontar el sufrimiento y atribuyen todo trastorno físico o espiritual a la acción del demonio. Pero frecuentemente el remedio es una verdadera y sincera confesión o reconciliación,..o una mayor dedicación a la ascesis, a la oración, a la penitencia. La mentalidad popular ha exagerado los poderes de Satanás, que son los de un ángel común”.

En la vida diaria para defenderse del mal basta con ser coherentes con el Evangelio, no tener miedo de testimoniar la propia fe y cuidar la propia relación con Dios.

Cuando en cambio se percibe aversión a lo sagrado, enfermedades desconocidas o incluso síntomas difíciles de identificar, es posible que sea necesario el exorcismo

La Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, presentó el nuevo rito de exorcismos en enero del 1999. Según su  entonces Prefecto, el Cardenal Jorge Medina Estevez, el nuevo ritual es una edición actualizada de la versión del texto de 1614. «Entre el rito anterior y el nuevo hay una gran continuidad; no existe un cambio radical. El lenguaje es más sobrio; hay menos adjetivos, pero la expresión de la fe en el poder de Dios para expulsar al demonio es la misma en ambos casos”.

 El nuevo ritual reitera que el exorcismo tiene como punto de partida la fe de la Iglesia, según la cual existen Satanás y los otros espíritus malignos, y “los demonios son ángeles caídos a causa de sus pecados, seres espirituales de gran inteligencia y poder».

En el actual ritual se encuentran el rito el exorcismo propiamente dicho y las oraciones que hay que recitar públicamente cuando se juzga prudentemente que existe una influencia de Satanás sobre lugares, objetos o personas, sin llegar a la fase de una posesión verdadera y propia. Además, existe una serie de oraciones que los fieles deben rezar privadamente cuando tienen fundadas sospechas de que son sometidos a influencias diabólicas.

La capacidad del hombre de acoger a Dios «es ofuscada por el pecado, y a veces el mal ocupa el puesto en el que Dios quiere vivir. Por eso, Jesucristo ha venido a liberar al hombre del dominio del mal y del pecado. (…) Jesucristo expulsaba los demonios y liberaba a los hombres de las posesiones de los espíritus malignos para hacerse espacio en el hombre».

«El poder de Satanás no es infinito», sin embargo el que Dios permita que seamos tentados «es un gran misterio».

Incluso a veces Dios mismo permite que hijos de mucho bien sean vejados u obsesionados por lo demoníaco; piénsese en algunos santos. Pero en estos casos nos hallamos ante planes divinos para nosotros impenetrables.

«El influjo nefasto del demonio y de sus secuaces es habitualmente ejercitado por medio del engaño, la mentira y la confusión. Así como Jesús es la Verdad, el diablo es el Mentiroso por excelencia. Desde siempre, desde el inicio, la mentira ha sido su estrategia preferida». 

Como vemos, pues, de todo lo anterior:

1)     La Iglesia cuida con celo el control del rito del exorcismo –como debe ser, por tratarse de un asunto muy delicado…Reservando su uso sólo para los extremos y contados casos de una comprobada total posesión..Pero también permite o alienta el involucramiento auxiliar de los fieles en los casos mas leves ó de mera sospecha o influencia demoníaca, catalogados no como exorcismos sino como “liberación”..A través del llamado “Ministerio de la Liberación ó Intercesión”; una misión de servicio que, en todo caso, también conlleva una respectiva preparación para los practicantes –pues se trata también de un asunto de cuidado !!…

Ambas actividades, exorcismo y liberación, tienen sus respectivas herramientas o protocolos –yendo de los mas rigurosos en el caso de la primera hasta los relativamente mas flexibles o discrecionales de la segunda.

2) Como hemos antes dicho, existen algunas señales que normalmente alertarían sobre un posible caso de posesión. Pero, ante la posibilidad de otras razones a las cuales atribuir el desarreglo de la persona o ante la compleja contaminación física y mental-espiritual de hoy, siempre podrá quedar alguna  duda de si -en efecto- se trata de un caso de influencia o posesión demoníaca como tal..Por lo cual el diagnosticador –mas allá de toda la indispensable capacitación o pureza que se da por descontado debe tener para tan delicada labor- hará bien en mantenerse siempre en la prudencia y la invocación de la inspiración y guía divina para su mejor juicio.

3) La autoridad y Magisterio de la Iglesia en materia exorcista proviene directamente de las enseñanzas del propio Jesús, quien, como narra el texto bíblico Hechos de los Apóstoles (10,38): “Ungido por Dios con la fuerza del Espíritu Santo, pasó haciendo el bien y curando a todos los oprimidos por el diablo, porque Dios estaba con él”; y quien, como se narra en Mateo 10, 1: “..llamando a sus doce discípulos, les dio poder sobre los espíritus inmundos para expulsarlos y para sanar toda enfermedad y toda dolencia”.

Por otro lado, como ha reseñado Juan Antonio Pagola, Jesús, en su gran misión exorcista “buscó el sometimiento de los demonios hablando directamente con ellos, penetrando en su mundo, preguntándoles su nombre para dominarlos mejor, gritándoles órdenes, gesticulando, poniéndolos furiosos y expulsándolos..Y, de tal manera, destruyendo “la identidad demoníaca” de la persona y reconstruyendo en ella una nueva identidad, a la cual transmitía la fuerza sanadora de su propia persona”. La eminente expresión exorcista  Va de retro Satanás, que significa “Aléjate Satanás”, la cual figura en el dorso la también muy exorcista Cruz de San Benito, proviene directamente de los labios de Jesús –según el evangelio de San Marcos (por cierto otras medallas también muy utilizadas para lo protector-exorcista son la del Sagrado Corazón de Jesús y la de La Milagrosa)

3) Por otro lado, por mas atracción o interés que pueda suscitar hoy el tema de la posesión demoníaca o el exorcismo, cabe subrayar de nuevo que se trata de una ocurrencia excepcional. Y se trata de un asunto donde tampoco se le puede dar –ni se le debe dar- al “Príncipe del Mal” –o a lo que éste representa- mas poder del que tiene !

..Como ha dicho el muy  reputado exorcista Jose Antonio Fortea: “El demonio sólo posee a quienes se lo ponen fácil. No tiene en verdad tanto poder, lo único que puede hacer es tentar. Y yo sé que con Dios siempre se le vence, aunque a veces cueste”..Añadiendo además que: “El demonio en verdad es el que menos nos tienta…No sería extraño que él proteste diciendo: “No me sigais culpando tanto por cosas con las que yo no he tenido NADA que ver !”…En verdad el pecado de hechura propia es mas importante que el demonio..”

Para redondear aun mas, y a fin de poner lo demoníaco en su justo contexto, el Presbítero Fortea ha hablado además de tres precondiciones para que pueda manifestarse un demonio: “i) que uno lo pida o lo permita ii) que el demonio lo acepte iii)  que Dios lo permita”…Con lo cual, se requerían, pues, de varias precondiciones, que definitivamente harían al fenómeno de excepcional ocurrencia

….Por ultimo, el Padre Fortea ha subrayado el siguiente afirmativo supremo condicionante: En definitiva, todo, esta en manos de Dios, por lo cual siempre deberíamos tener una fe positiva o de esperanza”.

Dicho concurso de fe positiva nuestra es, en verdad, indispensable…No en valde Jesús solía acompañar sus logros de expurgación terapéutic–física y espiritual- de los afligidos diciéndoles lo siguiente: “Tu  fe ha curado” –a fin de no dejar de destacar la importancia de la co-participación.

Guía práctica para las liberaciones o exorcismos.

Teniendo en cuenta todas las consideraciones anteriores, podríamos sugerir entonces algunas orientaciones prácticas para las liberaciones o exorcismos, desde un punto de vista católico-cristiano; teniendo en cuenta todo lo antes expresado.

La fórmula básica seria “Biblia-Oración-Sacramentos”…En base a la invocación -en orden de poder- de identidades  espirituales benefactoras o protectoras fundamentales como: los ángeles y arcángeles ( en particular nuestro Angel de la Guarda –cada quien tiene uno- y el siempre relevante San Miguel Arcángel); La Virgen; Nuestro Señor Jesucristo, y el propio Dios Padre..A quienes siempre debemos invocar como poder sometedor de los demonios.

En cuanto a la Biblia refiérese ello a apelar siempre al poder orientador o liberador de las escrituras…Algunos métodos de liberación suelen incluir a su inicio la apertura al azar de la Sagrada Biblia, a fin de ver qué mensaje orientador pertinente nos puede deparar para la tarea a realizar…

En cuanto a lo de las plegarias u oraciones útiles, existe una gran variedad para los fines liberacionistas…De lo cual presentaremos algunas muestras en el Apéndice a este trabajo.

Para casos moderados, hasta la recitación de la simple Oración del Padre Nuestro –incluso sustituyendo en ella su frase  “el mal” por “el maligno”; o bien el Ave María, o el Santo Rosario, tendrán todos un poder liberador o exorcizador inherente.

Así como la simple Oración de San Miguel Arcángel (proveniente a su vez del “exorcismo de San Miguel Arcángel” instituido por el Papa Leon XIII el cual la Iglesia si permite a los fieles rezar privadamente –por no requerir de las exigencias del mas solemne y delicado Rito Romano).

En el terreno de los Salmos, El Salmo del Buen Pastor es un buen ejemplo de cuanta certera ayuda pueden éstos brindarnos.

Cuando hablamos de la invocación de Jesús o María muchos practicantes suelen recomendar la Consagración a los Dos Corazones, de Jesús Y María, bien a nivel personal, o grupal –incluso a nivel de países e internacional, según la necesidad. Para lo cual, existen diversas oraciones o formulas. Una de ellas es la pieza aportada por el religioso Rick Miller, y adaptada a Venezuela, identificada como  “El Santo Rosario de los Misterios Dolorosos dados para estos tiempos”,…”por la conversión de todos los venezolanos, la Consagración de Venezuela al Inmaculado Corazón de María y al Sagrado Corazón de Jesús, y por la Renovación de la Consagración de Venezuela al Santísimo Sacramento” –texto disponible a través de la dirección apostoladovenezuela@gruposyahoo.com.

La Oración de la Sangre de Cristo de la Reina de la Paz -la cual presentamos en el Apéndice- la hemos encontrado particularmente recomendable y eficaz, por su amplia cobertura, sencillez  y poder.

Pero claro existe además una amplia gama de oraciones específicas para los menesteres liberadores o exorcistas. Desde Oraciones para ritos de Liberación hasta el propio antiguo gran Rito Romano de Exorcismo –solo para los autorizados.

En cuanto a este último, actualizado por la iglesia en 1995 –como hemos dicho antes. Entre sus prescripciones figuran: “El primer paso es rociar agua bendita, símbolo de la purificación y del bautizo. Y enseguida, las letanías que celebran las victorias de Jesús contra el Mal. Después de la lectura del Evangelio, el exorcista pone sus manos sobre la persona poseída e invoca el poder del Espíritu Santo. Después, se hace la señal de la cruz ante el Demonio para mostrarle el poder de Cristo. Al final, se lo invita a partir: Recede ergo, Satan, in nomine Patris et Filii et Spiritus Sancti (Vete ahora, Satanás, en nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo)”.

En el Apéndice a este trabajo se presentarán, pues, sólo algunas oraciones clásicas o modelos para un accesible uso general, de particular posible interés o utlilidad para los laicos “liberadores” no profesionales.

En cuanto a lo de los sacramentos refiérese ello a recurrir en particular a sacramentos como la Eucaristía, la Reconciliación o Confesión, y la Unción de los Enfermos.

En cuanto a la Sagrada Eucaristía su poder liberador por si sólo es enorme. En virtud de todo lo que ella abarca. Un connotado estudioso y aplicante de la Eucaristía para liberaciones exorcistas, el médico anglicano Kenneth McAll ha resumido así su gran eficacia: “La Eucaristía utiliza todos los medios tradicionales para expulsar el maligno: las Escrituras, la oración en nombre de Jesucristo, la confesión d los pecados y la absolución, la profesión de fe, el Padre Nuestro, la unión en una oración de culto y alabanza, la comunión, el estrechamiento de manos y las bendiciones. Los espíritus malignos temen el enorme poder benéfico que todo eso genera y también la forma en que el espíritu de Dios puede cambiar los corazones de los hombres. El sacrificio de Jesucristo, que este ofreció a Dios sin reservas para la redención del género humano, purifica la conciencia de los hombres, de manera que estos son auténticamente capaces de servir a Dios”.

En concusión final, esperamos con este trabajo haber hecho algún aporte orientador de interés sobre el -hoy tan vital y en boga, pero también propenso a la confusión o distorsión- tema de los demonios y el exorcismo !

……En Dios, por Dios; y por un mundo mejor !

Algunas de las fuentes principales consultadas.

-Pagola Jose Antonio, Jesús: Aproximación histórica, Imprime Huertas IG, Madrid, 2007.

-Berzoza Martínez, Angeles y Demonios, Biblioteca de Autores Cristianos, Madrid, 2007.

-Ryden Vassula, La Verdadera Vida en Dios: Encuentros con Jesús,Tomo 12

-Declaraciones de Cardenal Jorge Medina Estévez, Prefecto de La Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, Internet/wikepedia.

Pacanins Graciela, Guía de Liberación y Sanación, Caracas.

-Asistencia a charla de y consulta de pagina web de sacerdote experto exorcista José Antonio Fortea.

-Szalay Ione, Enfermar también es Sanar, Editorial Kier, Buenos Aires, 2000.

-Aivanhov Omraam Mikhael, El Arbol de la Ciencia del Bien y el Mal, Ediciones Prosveta, Frejus Cedex, Francia, 1997.

-McAll Kenneth, Healing the Family Tree, Queenship Publishing, 1998, Santa Barbara, California, E.U.

APENDICE: ALGUNAS ORACIONES CLASICAS O  A MODO DE MODELOS PARA TAREAS DE LIBERACION.

Oración a San Miguel Arcángel

San Miguel Arcángel,

defiéndenos en la batalla.

Sé nuestro amparo

contra la perversidad y las acechanzas

del demonio.

Que Dios le reprima, es nuestra humilde súplica;

y tú, Príncipe de la Milicia Celestial,

con la fuerza que Dios te ha dado, arroja al infierno

a Satanás y a los demás espíritus malignos

que vagan por el mundo

para la perdición de las almas.

Amén.

Memorare a la Virgen María de San Bernardo.

Acordaos, ¡oh piadosísima Virgen María!,
que jamás se ha oído decir
que ninguno de los que han acudido a vuestra protección,
implorando vuestra asistencia y reclamando vuestro socorro,
haya sido desamparado.
Animado por esta confianza, a Vos también acudo,
¡Oh Madre, Virgen de las vírgenes!,
y gimiendo bajo el peso de mis pecados
me atrevo a comparecer ante vuestra presencia soberana.
¡Oh Madre de Dios!, no desechéis mis súplicas,
antes bien, escuchadlas y acogedlas benignamente.
Amén.”

Oración a la Virgen que desata nudos

                  (Oración suministrada por el Padre Petro, sacerdote exorcista checo)

Madre de Jesús y Madre nuestra, María, Santísima Madre de Dios. Tu sabes que nuestra vida esta llena de pequeños y grandes nudos.

Nos sentimos sofocados, aplastados, oprimidos e impotentes para resolver nuestros problemas.

Nos entregamos a Ti, Virgen de Paz y Misericordia. Nos dirigimos a nuestro Dios Padre, por Jesucristo y en el Espíritu Santo, unidos a todos los ángeles y a los santos.

María coronada de doce estrellas, que pisas con tus santísimos pies la cabeza de la serpiente, no nos dejes caer en la tentación del maligno. Mujer gloriosa, la luna y el viento son subordinados a tus deseos: libéranos de toda esclavitud, confusión e inseguridad. Danos tu gracia y tu luz, para ver en las tinieblas que nos rodean y seguir el camino justo.

Madre generosa, te presentamos suplicando nuestro pedido de ayuda. Te rogamos humildemente:

–Desata los nudos de nuestras perturbaciones físicas y de las enfermedades incurables: María escúchanos !

-Desata los nudos de nuestros conflictos psíquicos, de nuestras angustias y miedos, la no aceptación de nosotros mismos y de nuestra realidad: María escúchanos!

-Desata los nudos en el trato con el prójimo, en juzgar, despreciar y criticar, en ser soberbios, presuntuosos, intolerantes y ofensivos: María escúchanos.

-Desata los nudos de nuestra posesión diabólica: María escúchanos !

-Desata los nudos en nuestras familias y en el trato con nuestros hijos: María escúchanos !

-Desata los nudos en la esfera profesional, en la imposibilidad de encontrar un trabajo digno o en la esclavitud de trabajar con exceso: María escúchanos !

-Desata los nudos dentro de nuestra comunidad parroquial y en nuestra Iglesia, que es una santa, católica y apostólica: María escúchanos !

-Desata los nudos entre las varias Iglesias Cristianas y confesiones religiosas y danos la unidad en el respeto a la diversidad: María escúchanos!

-Desata los nudos en la vida social y política de nuestros país: María escúchanos!

-Desata todos los nudos de nuestro corazón, para ser libres de amar con generosidad: María escúchanos !

María que desatas los nudos, ruega por nosotros a tu hijo Jesucristo Nuestro Señor. Amén.

 

“Oración de Consagración al Corazón Inmaculado de María y al  Sagrado Corazón de Jesús.

(Impartida por el Sr. Rick Miller. Predicador comprometido con el Patronato de San José)

Buenos días Padre, te amo Padre.

Gracias por este día.

Gracias por mi vida y la vida de mi familia.

Gracias por mi salud y la salud de mi familia.

Gracias por todo lo que nos has dado.

Querido Padre este día te ofrezco mi voluntad.

Por favor reemplázala con tu Divina Voluntad.

Enséñame lo que quieres que haga en  este día y ayúdame a lograrlo.

Querida Madre, buenos días Madre. Te amo Madre.

Por favor me reconsagro a mi y a mi familia a tu Sagrado e Inmaculado Corazón y al Sagrado Corazón de Jesús.

Y, como venezolano, me reconsagro al Santísimo Sacramento del Altar.

Por favor pídele a San José que esté con mi familia el día de hoy.

Por favor fortalece y bendice a mi Ángel de la Guarda, que esté en el día de hoy cerca de cada uno de los que amo.

Padre, Hijo y Espíritu Santo, por la Gracia de Dios, protéjanlos, ámenlos, nunca los abandonen.

Amen, Amen, Amen.”

Oración de Arrepentimiento y Liberación

(Jesús dio esta oración a Vassula Ryden el 13 de noviembre de 2006:
Vassula escribió: Jesucristo me dictó esta oración, que es una oración de arrepentimiento, sanación y liberación. Él dijo que esta «oración de exorcismo» se necesita en nuestros tiempos tan llenos de maldad. Las personas no saben como repudiar completamente, a Satanás, en sus oraciones. Satanás los está controlando, cegándolos y dándoles mucho sufrimiento, ya sea por medio de la enfermedad o tomándolos cautivos. Jesús dice, también, que mucha gente venera a falsos dioses (ídolos).Esta oración será muy efectiva si se ora con el corazón y con sinceridad)

Señor, me has soportado todos estos años con mis pecados, pero a pesar de ello has tenido compasión de mí.

Me he descarriado en todos los aspectos,
pero ahora no quiero pecar más.
Te he agraviado y he sido injusto.
Ya no lo seré nunca más.
Renuncio al pecado, renuncio al Demonio,
renuncio a la iniquidad que ensucia mi alma.
Libera mi alma de todo lo que es contrario a Tu santidad.

Te suplico, Señor, que me salves de todo mal.
Ven ahora, Jesús.
Ven ahora a habitar en mi corazón.

Perdóname, Señor, y permíteme descansar en Ti.
Porque Tú eres mi Escudo, mi Redentor y mi Luz,
y en Ti confío.

Desde hoy, Señor, Te bendeciré en todo momento.

 

“ORACIÓN DE LA SANGRE DE CRISTO de Reina de la Paz

Señor Jesús, en tu nombre y con el poder de tu Sangre preciosa sellamos toda persona, hechos o acontecimientos a través de los cuales el enemigo nos quiera hacer daño.

Con el poder de la Sangre de Jesús sellamos toda potestad destructora en el aire, en la tierra, en el agua, en el fuego, debajo de la tierra, en las fuerzas satánicas de la naturaleza, en los abismos del infierno, y en el mundo en el cual nos moveremos hoy y todo día.

Con el poder de la Sangre de Jesús rompemos toda interferencia y acción del maligno.

Te pedimos, Jesús, que envíes a nuestros hogares y lugares de trabajo a  la Santísima Virgen acompañada de San Miguel, San Gabriel, San Rafael y toda su corte de Santos Angeles.

Con el poder de la Sangre de Jesús sellamos nuestra casa, todos los que la habitan (nombrar a cada persona que habita en ella), las personas que el Señor enviará a ella, así como los alimentos y los bienes que El generosamente nos envía para nuestro sustento de hoy.

Con el poder de la Sangre de Jesús sellamos tierra, puertas, ventanas, objetos, paredes y pisos, el aire que respiramos y en Fe colocamos un círculo protector de Su Sangre alrededor de toda nuestra familia.

Con el poder de la Sangre de Jesús sellamos los lugares en donde vamos a estar este día y todo día, y las personas, empresas o instituciones con quienes vamos a tratar (nombrar a cada una de ellas).

Con el poder de la Sangre de Jesús sellamos nuestro trabajo material y espiritual, los negocios de toda nuestra familia y los vehículos, carreteras, aviones, o cualquier método de transporte que vayamos a utilizar hoy, y todo día.

Con tu Sangre preciosa, Jesús, sellamos los actos, las mentes, y los corazones de todos los habitantes y dirigentes de nuestro país, a fin de que reine tu paz y tu corazón en él.

Te agradecemos, Señor, por tu Sangre y por tu Vida, ya que gracias a Ellas hemos sido salvados y preservados de todo lo malo. AMÉN”

   Oración de Liberación de espíritu de influencia o posesión.

               (de Manual Guía de Liberación y Sanación, Graciela Pacanins)

“En el nombre de Jesucristo y con el poder del Espíritu Santo, yo ordeno a cualquier espíritu que no interfiera con esta oración. Yo te ato para que no influencies mas la voluntad de—-poner nombre de persona—-y salgas de su mente, de su imaginación, de su memoria, de su emociones y de todo su cuerpo. Yo sello con la Sangre de Jesucristo toda entrada en—nombre de persona—-, y te ordeno salgas por la herida por donde entraste sin hacer daño y sin molestar a nadie, cuando se termine esta oración”.-

Originalmente publicada en analítica.com en 2010/Actualizada por el autor al 16-01-2022

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba