Venezuela

Grupo Ávila: ¿La violación de los Derechos Humanos, importa?

Llamamos la atención de la comunidad internacional

La Misión Internacional Independiente de Determinación de los Hechos sobre Venezuela, designada por
el Consejo de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas, dio a conocer el 16 de
septiembre de 2020, un contundente informe sobre la violación de los Derechos Humanos en Venezuela
en el cual se denuncia con lujo de detalles, los excesos y delitos cometidos por órganos policiales y de
“seguridad de Estado”, tales como ejecuciones extrajudiciales, desapariciones forzadas, detenciones
arbitrarias y torturas, entre otras.

Ante la gravedad de los hechos plasmados en ese documento, varios de los cuales ya habían sido
señalados en informes previos, la Oficina de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos
Humanos, Michelle Bachelet, realizó una serie de recomendaciones a fin de corregir la situación
provocada por la sistemática violación de los Derechos Humanos en Venezuela. Sin embargo, luego de
transcurrido más de un año del informe, no se observan mayores cambios.

Por su parte, el gobierno de Venezuela, a través de quien ejerce como Fiscal General de la República,
reconoció que las muertes de los presos políticos Fernando Albán y Rafael Acosta Arévalo, ocurrieron
dentro de las instalaciones donde se encontraban recluidos, señalando como responsables del
fallecimiento de ambos ciudadanos a los oficiales encargados de la custodia. En este sentido también se
anunció una reforma judicial, que luego de transcurridos varios meses no ha comenzado y de la cual se
desconocen sus alcances.

Mientras tanto continúan las prácticas intimidatorias hacia la población por parte de grupos policiales, se
mantienen cientos de presos políticos -cuyos derechos fundamentales son violados de forma reiteraday se maneja con hermetismo lo referente a la información, negando cualquier asomo de transparencia.
Con la reciente muerte del general Raúl Isaías Baduel, se eleva a diez el número de presos políticos
fallecidos en prisión y cuyos responsables son quienes dirigen la política represiva del Estado. En el caso
de Baduel, llevaba varios años detenido sin información precisa sobre los delitos que se le imputan.
Situación parecida viven casi todos los presos políticos, incluyendo a los integrantes de la ONG
Fundaredes.

Llamamos la atención de la comunidad internacional ante la constante violación de los derechos humanos
de cientos de venezolanos y sus familiares, los cuales son sometidos a tratos crueles e inhumanos, muy
propios de un régimen que utiliza el terrorismo de Estado, para controlar a la población.

Exhortamos igualmente a la comunidad nacional e internacional a la insistencia en una salida lo menos
traumática posible a la crisis venezolana y a apostar a un proceso de reinstitucionalización, tomando en
consideración la inadecuada composición actual del Tribunal Supremo de Justicia y del Poder Ciudadano.
¿Será que el tema de la violación de los Derechos Humanos, no es muy importante?

Caracas, octubre 21 de 2021

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba