Testimonios

Anécdota de Nuestro Beato

José Gregorio en Ciudad de México 1917

 

José Gregorio había acabado los estudios de post grado en la ciudad de Nueva York y decide visitar a su sobrino el médico Temístocles Carvallo, que se encontraba residenciado en la ciudad de México. Nos cuenta su sobrino  Ernesto Hernández Briceño la siguiente anécdota:

“Cuando acababa de llegar a la ciudad de  Méjico; estuvo a punto de ser víctima de un accidente,  el coche que tomó para ir a la casa de nuestro primo, nos contó  que  durante el trayecto, observó que había mucho  bullicio en las calles  por ser día de Navidad,  un automóvil  desembocó a gran velocidad por una boca calle al mismo tiempo que desembocaba el coche en que viajaba, atropellando al caballo y volteando el coche, gracias a Dios no tuvo consecuencia que lamentar este incidente tanto para él como para el cochero.”

Alfredo Gómez Bolívar

 

*Tomado del libro de su sobrino

“Nuestro tío José Gregorio” de Ernesto Hernández Briceño de 1.956.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba