Uncategorized

Arquidiócesis de Mérida: apoyo a obispos ante atropellos del régimen

ARQUIDIÓCESIS DE MÉRIDA
GOBIERNO SUPERIOR ECLESIÁSTICO
PRESBITERIO ARQUIDIOCESANO

*COMUNICADO DEL PRESBITERIO* *ARQUIDIOCESANO DE MÉRIDA EN APOYO A* *NUESTROS SEÑORES OBISPOS ANTE ATROPELLO DE FUNCIONARIOS* *PÚBLICOS*
*29-08-2021*

Porque tuve hambre y ustedes no me dieron de comer; tuve sed y no me dieron de beber; era forastero y no me recibieron en su casa; estaba sin ropa y no me vistieron; estuve enfermo y encarcelado y no me visitaron Mt. 25, 42-43

1. Los sacerdotes de la Arquidiócesis de Mérida, junto a todo el pueblo de Dios que peregrina en estas tierras andinas, queremos expresar nuestro respaldo incondicional, al Emmo. Sr. Baltazar Enrique Cardenal Porras Cardozo, Arzobispo Metropolitano, y a su Obispo Auxiliar el Excmo. Mons. Luis Enrique Rojas Ruiz, quién luego de haber celebrado la Eucaristía en el lugar más afectado por el deslave, ha padecido el atropello de funcionarios públicos cuando hacía entrega en Tovar, de alimentos, medicamentos, enseres y otros insumos, en nombre de su Eminencia el Señor Cardenal, y de Cáritas Nacional, para las personas, que a causa de la tragedia natural de estos últimos días, carecen de lo necesario en el Valle del Mocotíes.

2. Esta mañana, desde Roma, el Santo Padre Francisco, ha enviado al mundo un mensaje de solidaridad con los merideños. Nuestro Obispo Auxiliar, valientemente ha levantado la voz en nombre de todos los que sufren, y junto a él, todos los sacerdotes y personas de buena voluntad, que tenemos la noble intención de ayudar a quienes se encuentran en dificultad.

3. Nos hacemos solidarios con nuestros pastores y exhortamos a los funcionarios públicos, a detener la arbitrariedad, con la cual impiden que la caridad sea ejercida sin mayores obstáculos. No es este un momento para abusar de una población que viene sufriendo por la situación actual y que aún más lo hace por la tragedia natural. Es esta ocasión para unir mancomunadamente todas las fuerzas, dando una mano amiga a un pueblo que nos necesita. El Evangelio nos pide denunciar también la injusticia, y como sacerdotes, nuestro deber es acompañar a la gente y ayudarla en todo momento, especialmente en situaciones difíciles, pese a las dificultades que se puedan presentar.
Basta ya de tantos atropellos contra el pueblo. Dar la espalda es de cobardes y no de valientes. Esto es un gobierno a espaldas de pueblo. (Mons. Luis Enrique Rojas Ruiz, Obispo Auxiliar).

4. Agradecemos a todos los venezolanos, fuera y dentro del país, que con su buen corazón siguen enviando su granito de arena para aliviar la difícil situación de nuestros hermanos. Agradecemos también el apoyo que nos han brindado los Obispos de Venezuela, a través de sus mensajes y palabras de cercanía. Tenemos la certeza que nos viene de la Palabra de Dios, que hay mayor felicidad en dar que en recibir (Hch. 20,35), por tanto, nada ni nadie impedirá que la semilla de la caridad sembrada por el divino Creador en nuestros corazones, pueda crecer y dar frutos.

5. Continuaremos ayudando y acompañando a todo el rebaño que Dios nos ha confiado. Nada nos detendrá ante tanto atropello y arbitrariedad. Invitamos al pueblo de Dios a no tener miedo, sino fe y confianza en Dios. Desde las parroquias y por medio de las Cáritas parroquiales, seguiremos trabajando y enviando todas las ayudas necesarias en momentos de tragedia. Nos unimos al clamor de nuestros obispos, para pedir a las autoridades competentes, la vacunación urgente de todos los habitantes de la Zona del Mocotíes, junto a los de los Pueblos del Sur afectados por la inclemencia de las lluvias torrenciales.

6. Que María Santísima Inmaculada Concepción, patrona de nuestra Arquidiócesis, y el Beato José Gregorio Hernández Cisneros, médico de todos los venezolanos, interceda ante Dios, nuestro Señor, para que envíe su bendición y protección al pueblo de Mérida, y bendiga a todos aquellos de buen corazón.
Dado en Mérida, a los 29 días del mes de agosto de 2021.
Estoy cercano a la población del estado venezolano de Mérida, golpeada en los días pasados por las inundaciones y deslizamientos de tierra. Oro por los difuntos y los familiares, y por cuanto sufren a causa de esta calamidad.
(Papa Francisco, Roma 29-08-2021)

PBRO. ALEXANDER RIVERA VIELMA
VICARIO GENERAL

LOS SACERDOTES DE LA ARQUIDIÓCESIS DE MÉRIDA

DOY FE,
PBRO. JOSÉ GREGORIO MÉNDEZ
CANCILLER-SECRETARIO

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba